El caos es el orden que todavía no comprendemos.

Gregory Norris-Cervetto (1982)
, escritor.

miércoles, 13 de marzo de 2019

VCM-20. Marie Curie, la primera en (casi) todo [y 2]

1911. Cuando recibió su segundo y nobelero galardón -el Premio Nobel de Química en 1911, por haber preparado el radio e investigado sus compuestos-, pasó a ser, no ya la primera mujer en obtenerlos (cosa que ya se habrá imaginado), sino la primera persona en recibir dos de estos galardones. Y sí. Claro. También es la única mujer en tenerlos.
1911. Pero no todo fue bueno en este primer año de la segunda década del siglo XX. A principios de año, Marie, fue propuesta para ocupar un puesto en la prestigiosa Academia de Ciencias de Francia, una de las instituciones más emblemáticas en su época.
Una candidatura encabezada por su buen amigo, el físico y matemático Henri Poincaré que, no obstante, a pesar de iniciar bien su andadura y estar ella sobrada de méritos, no llegó a buen puerto.
Y es que se atravesó un problema con dos aristas. De un lado la Académie des sciences no admitía mujeres, una cuestión que, afortunadamente, cambiaría radicalmente con el tiempo. Y del otro, la Curie, fue victima de una maquinación en la que se pueden adivinar buenas dosis de machismo y xenofobia. Esta cuestión no parece que haya cambiado cualitativamente hablando, lo suficiente.
1922. Pero solo era una cuestión cuantitativa. Por motivos exógenos no pudo ser al primer intento, pero sí lo fue al segundo. Once años después se convertía en la primera mujer miembro de la Academia Francesa de Medicina.
1935Y con el paso del tiempo sería también la primera madre Nobel con una hija Nobel. Se produjo cuando su hija Irene obtuvo el Premio Nobel de Química en 1935, junto a su marido Frédéric Joliot, por producir artificialmente elementos radiactivos.
1995. Por último, en la actualidad, sus restos reposan junto con los de su esposo, en el exclusivista Panteón de los Hombres Ilustres en París. El “sancta sanctorum” de los hombres más insignes de Francia: Víctor Hugo, Voltaire, Rousseau, Zola, etcétera.
Y no les digo más, entre todos ellos, ella. Una mujer. De nuevo será la primera que alcanza tal honor, por méritos propios. Así que, hasta por una decena de veces, Marie Curie, es la primera mujer en la historia en conseguir un logro científico. Pero no uno cualquiera, no.
Todos, cualquiera de ellos, están al alcance de muy pocos hombres. Increíble, pero cierto. Sin duda alguna Marie Curie fue una mujer excepcional, bien descrita a lo largo de su vida por cualidades como inteligencia, rigor, voluntad, imaginación, pasión y otras muchas.
Una vida por otro lado que no estuvo exenta de dificultades y trabas, pero que superó con su constancia y compromiso para con la ciencia. Una actitud que la llevaría a luchar durante toda su vida por el derecho a seguir su sueño. (‘Hay que hacer de la vida un sueño y de un sueño la realidad’, Pierre Curie)
Se trata sin duda alguna de una de las mayores Hacedoras de la Ciencia. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


2 comentarios :

Anónimo dijo...

Felicitaciones por los temas que elige.

clasificación de la química dijo...

Muchas gracias por tan excelentísimo post, de verdad que ayuda mucho en estos tiempos de oscurantismo científico