El caos es el orden que todavía no comprendemos.

Gregory Norris-Cervetto (1982)
, escritor.

martes, 12 de marzo de 2019

‘Doodle’ de Internet

Tal día como hoy de hace treinta años, el 12 de marzo de 1989, arrancaba lo que hoy conocemos como Internet y, como no podría ser de otra forma, el metabuscador no ha podido por menos que homenajearlo con un doodle.
Una conmemoración por parte del gigante de Silicon Valley a la que, al fin y al cabo, viene a ser como su casa, y en el que es ya, el trigésimo (30 º) aniversario de la World Wide Web. Como ya saben se trata de una práctica habitual de la casa, que con frecuencia realiza para determinados hitos y momentos históricos importantes.
Y en este caso le toca a Internet y lo celebra con una sencilla imagen en la que utiliza las letras de Google, para simular y enmarcar a una antigua computadora enchufada a la corriente. No es nada del otro mundo, pero bueno.
En cualquier caso un reconocimiento al origen y evolución de esta red de comunicación, prácticamente indispensable en nuestras vidas. Qué les voy a decir a ustedes, queridos lectores, que no sepan mejor que quien esto escribe. Un reconocimiento al ingenio electrónico y al genio humano que lo pergeñó.
Me refiero a Tim Berners-Lee (1955), físico de la computación británico e inventor de la World Wide Web que, estas cosas pasan, nació el mismo año en el que moría el físico germano-estadounidense Albert Einstein (1879-1955), y de quien precisamente dentro de un par de días celebraremos el 140 aniversario de su nacimiento.
Pero volviendo a lo que nos trae, con 34 años, el británico entregó a su jefe un breve informe en el que proponía un sistema para mejorar la gestión de información en el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN).
Un documento que contenía las ideas fundamentales para crear un sistema de hipertexto distribuido, que terminaría convirtiéndose en la World Wide Web, si bien dicha expresión no surgió hasta finales del año siguiente, 1990.
Una propuesta tecnológica a la que su superior directo daba luz verde con un comentario añadido en la primera página del informe: “Poco preciso, pero interesante”. Y tanto que lo era. Daba vía libre al comienzo de una revolución con la que la humanidad podría compartir ideas y conocimientos. 12 de marzo de 1989, una fecha para la historia y uno de esos días que cuentan.
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


1 comentario :

Anónimo dijo...

POdria ampliar informacion de Tim?