Puedo decir con honestidad, y es una gran sorpresa para mí,
que nunca me he soñado estando en la Luna.

Neil Armstrong (1930-2012), astronauta estadounidense
y primer ser humano en pisar la Luna.

lunes, 7 de enero de 2019

Objetivos científicos de la ‘Chang’e 4’

(Continuación) Una zona que no ha sido elegida al azar, ya que está caracterizada por tener una composición distinta a la de otros lugares debido, precisamente, a la salida de materiales de su interior a la superficie tras el impacto que originó su formación.
Su estudio podría proporcionar datos inestimables sobre cómo se formó y evolucionó la propia Luna, ya que el manto, región entre la superficie y el núcleo, está expuesto en ese lugar.
No en vano y por motivos que se desconocen, la cara alejada de la Luna no solo tiene una superficie mucho más antigua que el lado cercano sino una corteza más gruesa. Una dicotomía que por ahora sigue siendo un misterio pero que, quizás, las mediciones geoquímicas de Chang'e-4 puedan desvelar.
Objetivos científicos
Existe un estudio al respecto, realizado por científicos chinos y publicado en la revista especializada Journal of Geophysical Research de la Asociación Geofísica Estadounidense, sobre esta, ¿histórica?, misión china a la cara oculta de la Luna.
Que, ojo, ninguna potencia espacial había logrado hasta ahora, eso es incuestionable,
y que, en opinion de algunos, confirma un “nuevo orden mundial en la exploración lunar”. Bueno, esto es solo una opinión, pero lo que está fuera de toda duda es que viene caracterizada por unos objetivos científicos de trascendencia y que pertenecen al rango de categoría.
Hasta cuatro (4) me propongo ofrecerles en estas líneas, relacionados con: la exploración y análisis de la corteza y el interior de la Luna; el estudio de un mega choque en la historia del Sistema Solar; unos experimentos bioquímicos con plantas y gusanos de seda; y una ocasión única para el avance de la radioastronomía. Como ven no pueden ser más variados y ambiciosos.
Exploración e impacto
Entre los objetivos de la sonda Chang'e 4, uno de ellos es analizar la composición del terreno y el relieve de la zona lunar oculta, tan desconocido como distinto del de la cara visible que sí conocemos.
Recordar que si bien la cara iluminada y vista por nosotros, se nos muestra con “mares” llanos de basalto y con, relativamente, pocos cráteres, el otro lado, el oculto a nuestros ojos, pero no por ello oscuro, está lleno de éstos y su composición parece diferente. Sin duda la misión china nos ayudará a comprender mejor una buena parte de la historia y la geología de nuestro satélite. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.





1 comentario :

Javier Fernández dijo...

¿Qué se dice cara oculta o cara oscura de la Luna? ¿Dónde está la diferencia si es que la hay?