Puedo decir con honestidad, y es una gran sorpresa para mí,
que nunca me he soñado estando en la Luna.

Neil Armstrong (1930-2012), astronauta estadounidense
y primer ser humano en pisar la Luna.

lunes, 7 de enero de 2019

‘Chang’e 4’ en la Luna

(Continuación) No andaba descaminado el cosmonauta ruso Alekséi Leónov (1934) cuando, en las postrimerías del siglo XX comentó que “el siguiente país en ir a la Luna sería China”. No, nada descaminado, pues de hecho acertó de pleno.
Desde el pasado jueves, la sonda Chang’e 4 se encuentra posada, además, en su casi desconocida cara oculta -que no oscura, bueno sí, a veces, vamos cada quince días- con las dificultades científicas y técnicas que eso supone. Una nave que forma parte del programa espacial chino Chang'e -al parecer en honor a una diosa que, según algunas leyendas chinas, mora en la Luna-, y que comenzó, el programa, en 2007.
Chang’e 3
La anterior misión del programa, de nombre Chang'e 3, alunizó, pero en la cara visible del satélite en 2013, llevando a bordo el explorador lunar Yutu, que pudo recorrer algo más de cien metros (110 m) antes de que sus sistemas fallaran sin, por desgracia, reparación posible.
Un problema que la Chang’e 4 parece tener resuelto. Su vehículo espacial, cuyo nombre es Yutu-2, se ha diseñado con una mayor adaptabilidad a los terrenos abruptos gracias a sus ciento cuarenta kilogramos (140 kg) de masa, es el más ligero del mundo de su tipo, y a las seis (6) ruedas sobre las que está montado.
Si todo marcha bien se esperan grandes resultados de los datos que tomen la cámara panorámica, el radar de penetración para el subsuelo capaz de profundizar a cien metros (100 m) e identificar minerales, y los dos espectrómetros, uno de ellos de imágenes infrarrojas, de los que, entre otros equipos, está dotado.
Un instrumental al que se unen las cámaras y el espectrómetro de baja frecuencia con las que cuenta la propia sonda y con las que se han registrado el alunizaje y el terreno.
En el cráter Von Kárman
Como ya saben la sonda alunizó en el cráter de impacto Von Kárman, de ciento ochenta y seis kilómetros (186 km) de diámetro, situado en la cuenca del polo sur-Aitken, una gigantesca depresión de unos dos mil quinientos kilómetros (2 500 km) de diámetro y trece kilómetros (13 km) de profundidad, que es uno de los mayores y más antiguos no solo de la Luna sino de todo el Sistema Solar. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :