Amo demasiado a mi país para ser nacionalista.


Albert Camus, escritor y filósofo francés (1913-1960)

jueves, 22 de junio de 2017

Verano 2017. Inicio astronómico (y 3)

(Continuación) Es precisamente por encima del círculo polar boreal donde algunos días al año (alrededor del 21 de junio) se da el fenómeno del sol de medianoche, en que el Sol es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día. (En la Antártida ello ocurre alrededor del 21 de diciembre)
Salida y puesta del Sol
Se podría pensar que el día más largo del año, el del solsticio de verano, sea también el día en el que el Sol salga más pronto y se ponga más tarde. Un razonamiento lógico y creible pero incierto. No, no es así. Si bien no es menos cierto que no va descaminado.
Porque es alrededor de esta fecha donde se encuentran los días en el que el Sol sale más pronto y se pone más tarde. Esto es debido a que (a) la órbita de la Tierra alrededor del Sol no es circunferenecial sino elíptica y a que (b) el eje de la Tierra está inclinado en una dirección que nada tiene que ver con el eje de dicha elipse.
Lo que hace que el reloj solar y nuestros relojes, basados en un Sol medio ficticio, estén desajustados. El día en que el Sol sale más pronto es el 14 de junio, mientras que el día en que el Sol se pone más tarde es el 27 de junio.
Observaciones nocturnas con prismáticos o pequeños telescopios
Prácticamente en todas las épocas del año, suele haber algún fenómeno astronómico de interés bien sea de los predichos, como son los eclipses, o no, como los cometas nuevos. Y para su observación suelen ser preferibles aquellas fechas cercanas a la luna nueva (24 de junio, 23 de julio, 21 de agosto y 20 de setiembre), salvo cuando lo que se pretenda observar sea el propio satélite.
Con grandes prismáticos o un pequeño telescopio dotados eso sí de un filtro lunar adecuado, precaución ante todo, es posible observar el relieve de la Luna y además hacerlo con suma precisión y detalle
Para tener una buena visión de ella conviene ir observándola noche tras noche mientras va creciendo su iluminación, pues así se ven aparecer nuevos accidentes orográficos.
Cuando la noche es más oscura por haber luna nueva, se puede intentar ver nebulosas de emisión, como la Laguna, Omega o la Trífida, y nebulosas planetarias como la del Anillo en la constelación de Lira o las Pesas en la Raposa.
Con prismáticos también se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter (cuando es visible) y se puede hacer un recorrido por la franja estrellada que constituye la Vía Láctea.
Distancia al Sol.
Un hecho circunstancial, no relacionado con las estaciones, pero que se da también por estas fechas es el día del afelio, o lo que es lo mismo el día en que el Sol y la Tierra están más alejados entre sí a lo largo del año.
En esta ocasión se dará el próximo día 3 de julio, siendo la distancia de algo más de ciento cincuenta y dos millones de km (>152 000 000 km) , unos cinco millones (5 000 000 km) más que a principios de enero, cuando la distancia al Sol alcanza su mínimo anual.
Es este mayor alejamiento al Sol, la causa de que la Tierra se mueva más lentamente a lo largo de su órbita elíptica durante el verano (Segunda Ley de Kepler) y por lo tanto la duración de esta estación sea mayor que otras.
Actividad solar
De la actividad solar, ya saben, ese fenómeno de nuestro astro caracterizado por la presencia en su superficie de manchas, fulguraciones y protuberancias, y que en la Tierra produce alteraciones en la propagación de las ondas de radio y una mayor presencia de auroras polares, pues de eso ya les digo que casi lo de siempre.
O sea más de lo mismo.
La actividad sigue un periodo de aproximadamente once (11) años, y está asociada al ciclo magnético del Sol. En la actualidad nos encontramos en el ciclo solar número veinticuatro (24) que comenzó en diciembre de 2008 y alcanzó su máximo en abril de 2014.
Según las estimaciones realizadas por NOAA y Space Weather Prediction Center, durante este verano el número de manchas solares seguirá decreciendo, alcanzando valores comprendidos entre 12 y 34.



2 comentarios :

Anónimo dijo...

Es interesante pero ya está muy sabido, debería añdir algo más.

Antonio Villalba dijo...

No coincido. ¿Qué más va a poner?