Las leyes de la matemática no son meras invenciones o creaciones humanas. Existen independientemente del intelecto humano.

M.C.Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

viernes, 9 de junio de 2017

Fenómenos cósmicos en nuestro cielo de junio (y 3)

(Continuación) Que ya es tiempo para según qué fenómeno.
Y es que la luz, entendida desde el punto de vista de la física como ese tipo de radiación conocido por espectro electromagnético, y simbolizada con la letra c, resulta que en el vacío su último valor aceptado es de 299 792 458 m/s y que por aproximación, para ciertos cálculos, se suele tomar como 3·108 m/s.
Es decir que la luz tiene una velocidad finita, pero eso sí muy, muy, alta. Por ejemplo en llegar a la Luna desde la Tierra tarda tan solo 1,26 s. Así que echen ustedes mismos las cuentas para Saturno.
Del que para poder admirar sus anillos y las grandes bandas nubosas que recorren la superficie del planeta, tendrán que recurrir a un telescopio que tenga al menos treinta (30) aumentos. Que no significa que a su través veamos la imagen 30 veces más grandes, no, es éste un error frecuente entre iniciados y aficionados a esta ciencia observacional.
No. El valor del aumento del telescopio lo que nos indica es la parte o proporción de distancia que reducimos al mirar a través de él. Es decir que en nuestro caso, al utilizarlo, es como si observáramos el objeto desde una posición 30 veces más cerca.
Como es lógico si utilizan un gran telescopio, podrán distinguir también las divisiones entre los anillos y las numerosas lunas que rodean al planeta, por ejemplo Titán.
Llegada del verano, perigeo y novilunio
La siguiente cita que les propongo es para la madrugada de los días 20 y 21 del mes, para que sobre las 5 h 30 min miren por el horizonte Este. Para entonces el planeta Venus se encontrará muy próximo a lo que algunos llaman el delicado filo de la luna menguante y las Pléyades se podrán observar un poco más a la izquierda según miramos al cielo.
Para su conocimiento este cúmulo de estrellas, también conocido como las Siete Hermanas y de modo más técnico como Messier 45 (M45), está ubicado en la constelación Tauro, la del toro.
Y por supuesto ese miércoles 21 de junio, a las 6 h 24 min hora oficial peninsular, las 5 h 24 min en Canarias, comenzará el verano astronómico, momento en el que el Sol se encontrará exactamente en el Trópico de Cáncer. O lo que es lo mismo en uno de los paralelos del planeta, en concreto en el que está situado en la latitud 23º 26′ 14″ al norte del ecuador. Ese día será el más largo del año.
El del solsticio de verano, cuando al mediodía el Sol alcanza su máxima elevación sobre el horizonte. Una posición que dicho sea de paso es tan alta que no parece cambiar durante varios días, de ahí que a este fenómeno se le conozca con el nombre de solsticio que significa eso, “Sol quieto”.
Y para ir acabando con el pronóstico del cielo para este mes, sólo me queda citarles el perigeo lunar, punto de mayor acercamiento a la Tierra, que tendrá lugar el viernes 23, cuando nuestro único satélte se encuentre a trescientos cincuenta y siete mil novecientos treintaiún kilómetros ( 357 931 km). Recuerden que el apogeo fue el pasado jueves 8.
El día siguiente al del perigeo, el sábado 24, la Luna se encontrará en su fase nueva o novilunio, en la pequeña constelación de Cáncer, la del cangrejo.
Y poco más que añadir a esta propuesta de citas para elevar la vista al cielo, salvo lo evidente. El comienzo de la nueva estación y la bonanza meteorológica de su tiempo, hace de ella una magnífica ocasión para contemplar el firmamento. Que lo disfruten.
Nos vemos el día del próximo solsticio.

No hay comentarios :