El pensamiento no es más que un relámpago
en medio de una larga noche. Pero ese relámpago lo es todo.

Henri Poincaré (1854-1912)
, filósofo y científico francés.

domingo, 25 de junio de 2017

‘The History of Everything’

Si les digo que Historia de todo es el título de una canción del siglo XXI, es más que probable que muchos de ustedes en este momento no caigan en ella o que incluso ignoren a cual me estoy refiriendo. Normal, hay tantas canciones.
Si además y a modo de pista, les añado que la compuso hará unos diez años el grupo canadiense Bakeraned Ladies, la verdad es que tampoco me extrañaría que siguieran sin reconocerla, ¿quiénes son los tales Bakeraned Ladies?
Vaya por delante y para no herir susceptibilidades próximas a la melomanía, que lo expuesto más arriba es mismamente lo que me hubiera pasado a mí también, si no fuera porque soy quien esto escribe y me he tenido que informar. Vaya maestro Ciruela si no, hubiera sido.
Pero si ahora les digo que Historia de todo tiene otro nombre y que éste no es otro que el de The Big Bang Theory, sí la canción que suena en la cabecera de la archiconocida serie de televisión entonces, entonces seguro estoy de que cae en ella y hasta empieza a canturrear el trabalenguas de su letra, o lo intenta al menos que no es poco. Menuda letra tiene ¡Hey!
Bien, una vez puesto en contexto el título de la entrada, paso a ampliarles éste en lo concerniente a la serie y su nombre, al grupo musical que la compuso y al título cancionero. Y ya de la que va, a continuación, nos meteremos en lo mollar y les hablo de la letra. Empecemos por el principio, la serie y su nombre.
The Big Bang Theory. Comedia de televisión
Es mucho y bueno lo que hay escrito sobre esta serie televisiva, de modo que les remito a que se den un paseo internáutico para ampliar información. Pero por si ahora no pueden, o sencillamente no quieren, sepan que en la serie se mezclan humor, ciencia y televisión. Sí. Todo junto y revuelto. Bien revuelto.
En ella sus protagonistas principales, cuatro científicos frikis y sus parejas sentimentales, le harán sonreír a costa de un humor basado en continuas referencias a la ciencia y a la ciencia-ficción. Ésa es la originalidad de la serie.
Una telecomedia que hace que cada semana -lleva así con ésta once (10) temporadas-, millones de personas escuchen expresiones tan serias como agujero negro, teoría-M, bosón de Higgs, efecto doppler, teoría de cuerdas, gran colisión de hadrones, salteadas con constantes alusiones a superhéroes como Batman, los 4 Fantásticos, Superman, La Masa, y todo ello en medio de una conversación normal y sin que nos resulte en absoluto aburrido.
Y por si esto fuera poco consigue además divertirnos y que cuando las veamos, lo hagamos con una sonrisa en la cara. No me digan que no tiene mérito la cosa. Yo lo veo extraordinario. Qué razón la del gran cuando nos decía que “divertido” no es lo contrario de “serio”. “Divertido” es lo contrario de “aburrido” y de nada más.
Con relación al nombre de la comedia, The Big Bang Theory, lo cierto es que no tengo muy clara la razón de su origen. Para unos se trata de un guiño al entorno científico en el que se desarrolla (¿?).

Para otros que si fue porque en cierta ocasión, Chuck Lorre, guionista, director y productor de la serie, dijo que: “no estábamos muy seguros de esta serie, tiene incluso un chiste barato en el título”. (Continuará)





No hay comentarios :