La filosofía no es una doctrina, sino una actividad, 1922.

Ludwig Wittgenstein (1889-1951), filósofo austriaco

lunes, 8 de julio de 2019

‘The Big Bang Theory’, fin de una serie [CR-43]

Hace un par semanas se emitió el último capítulo de esta conocida sitcom de la comercial cadena CBS, y que desde 2007 había permanecido en antena de manera exitosa. Doce (12) temporadas por tanto desde entonces que ya han tocado a su fin, y durante las cuales hemos recibido de manera entremezclada muchas escenas de humor y algo de divulgación de ciencias, sobre todo física. La ciencia sin lugar a dudas de la serie ‘The Big Bang Theory’. Una magnífica prueba de que, hasta en una comedia, se puede promover una disciplina como la física y de la que, vista con la perspectiva que dan esta docena de años, no se puede decir que hayan sido pocas las teorías científicas que se han tratado en ella. No, ni mucho menos. Lo que está bastante bien, máxime si se hace de una manera fácil y divertida como es el caso.

Una aproximación divulgadora que nos llega en buena medida de la mano de siete de sus personajes principales, a saber: Dr. Sheldon Cooper, físico teórico; Dr. Leonard Hofstadter, físico experimental; Penny, camarera y aspirante a actriz; Dr. Rajesh "Raj" Koothrappali, astrofísico; Howard Wolowitz, ingeniero mecánico, master en ingeniería aeroespacial por el MIT; Dra. Bernadette Rostenkowski, camarera y microbióloga; Dra. Amy Farrah Fowler, neurobióloga. Un papel éste protagonizado por Mayim Bialik que, aparte de actriz y escritora, es doctora en neurociencia por la UCLA. Estas singularidades pasan.
A destacar un par de detalles académico-científicos. Uno, la convivencia de los dos físicos, uno teórico y otro experimental, con lo que de delicado tiene este asunto desde el punto de vista disciplinar. Otro, el hecho de que todos sean doctores menos el astronauta Wolowitz, que solo tiene un master, ya se imaginan por donde voy. Y entre las diferentes disciplinas científicas por las que despiertan nuestra curiosidad e interés, capítulo tras capítulo, nos encontramos con un amplio abanico: antropología, astronomía, ciencia ficción, psicología, astronáutica, relatividad, biología, robótica, geología, cuántica, química.
Pero también aparecen pseudociencias como la astrología, la homeopatía, el curanderismo, la fenomenología paranormal, las distintas videncias y alguna que otra más, eso sí, casi todas ellas, ya se lo imaginan, de la mano de la crédula Penny. De entre las teorías y conceptos científicos que aparecen en la serie les extraigo una manita de ellas: la teoría de cuerdas; el mecánico cuántico gato de Schrödinger; la materia oscura; el hecho de que los electrones no tenga masa cuando viajan a través del grafeno; la teoría de la superasimetría, sí ha leído bien, no de la supersimetría.


Todo un guiño falaz que nos hacen los guionistas. Vamos, para pensárselo tres veces, como Sheldon: ‘Toc toc, Penny, toc toc, Penny, toc toc, Penny’.
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

[**] Esta entrada apareció publicada el 31 de mayo de 2019, en la contraportada del semanario Viva Rota, donde también la pueden leer.


No hay comentarios :