Lo que realmente soy es matemática.
Más que ser recordada como la primera mujer en esto o en aquello,
preferiría serlo por los teoremas que he probado y los problemas que he resuelto.

Julia Robinson (1919-1985), matemática estadounidense

jueves, 7 de febrero de 2019

VCM-06. PLINIO EL VIEJO. Una muerte absurda

Plinio el Viejo (23-79) fue un escritor, científico, naturalista y militar latino que estudió e investigó diversos fenómenos naturales, etnográficos y geográficos, recopilándolos en su enciclopedia Naturalis historia del año 74.

Una obra fundamental pues fue referente durante siglos de muchos conocimientos humanos sobre la naturaleza, hasta que, a mediados del siglo XVII, fue sustituida por los basados en el nuevo método científico y el empirismo moderno.
Pero yendo a lo que nos trae, la relación de este científico con el envenenamiento y la muerte se inicia el 24 de agosto de 79, cuando se produjo la erupción del volcán Vesubio, que sepultó a las ciudades de Pompeya y Herculano. Mil novecientos cuarenta (1940) años desde entonces.
Por motivos que no hacen ahora al caso, parece ser que, por observar el fenómeno geológico más de cerca, el polímata, que siempre destacó por su insaciable curiosidad, murió asfixiado e intoxicado por los gases volcánicos y las cenizas del flujo piroclástico.
La historia, que la conocemos gracias a su sobrino Plinio el Joven cuenta que, probablemente, la densa humareda le impidió respirar, al cerrarle la laringe -que tenía de nacimiento delicada y estrecha, y que con frecuencia se inflamaba- lo que le provocó un ataque de asma muriendo de un colapso cardíaco.
Erupción pliniana
Gracias a la carta que Plinio el Joven dirige a Cornelius Tacitus contándole este sucedido, y en honor a su tío, en la disciplina de la vulcanología se denomina erupción pliniana al estallido violento de un volcán cuyo índice de explosividad (IEV) es semejante a la del monte Vesubio en el año 79 y en la que falleció.

Saco a colación la expresión porque apareció en unas entradas anteriores, Verano de 1816. La noche de los monstruos, cuando relacioné los preámbulos de las creaciones literarias de El Vampiro y Frankenstein en 1816, con la erupción geológica un año antes, el 5 abril de 1815, del volcán Tambora. Un nexo entre artes y ciencias, humanidades, que saben me gustan y mucho.
Gases volcánicos y efectos biológicos
Desde un punto de vista geoquímico comentarles que los principales gases volcánicos, que dicho sea constituyen la mayor parte del volumen de estas erupciones, son entre otros:
a) Vapor de agua, H2O (g), el más abundante de todos, superando el 60% de las emisiones.
b) Dióxido de carbono, CO2 (g), constituyen entre el 10 y el 40% de las emisiones, se trata de un gas que, al igual que el vapor de agua no es tóxico pero sí asfixiante a grandes concentraciones, pues su presencia imposibilita la del oxígeno O2 (g).
c) En menor medida, pero en este caso, tóxicos y corrosivos por inhalación o ingesta tenemos a diferentes sulfuros, haluros y el gas helio, He (g).
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :