Lo que realmente soy es matemática.
Más que ser recordada como la primera mujer en esto o en aquello,
preferiría serlo por los teoremas que he probado y los problemas que he resuelto.

Julia Robinson (1919-1985), matemática estadounidense

domingo, 3 de febrero de 2019

Popeye, más allá de las espinacas (8)

(Continuación) No obstante, me veo obligado a dejarlos aquí, si bien sólo por ahora, porque les quiero dar unas pinceladas sobre otros aniversarios redondos que se cumplen este año. Vamos, que continúo con el paréntesis conmemorativo y del que, como puede ver más abajo, le traigo dos ejemplos que, convencido estoy, conoce.
Paréntesis conmemorativo: Batman y Astérix
Por orden cronológico de nacimiento al mundo del cómic, el primero es el ya casi octogenario ‘hombre murciélago’, personaje ficticio que pertenece a la galaxia DC Comics y que es hijo artístico de dos estadounidenses: el dibujante Bob Kane (1915-1998) y el escritor Bill Finger (1914-1974).
El superhéroe Batman tiene como identidad secreta al multimillonario ciudadano de Gotham City Bruce Wayne, empresario y filántropo dueño de Empresas Wayne. Y aparece por primera vez en la historia titulada ‘El caso del sindicato químico’ de la revista Detective Comics Nº 27, lanzada por la editorial National Publications en mayo de 1939. Lo dicho, en unos meses, octogenario.
El segundo personaje ficticio, el galo Astérix, pertenece a la editorial francesa Hachette Livre y es hijo artístico de dos franceses: el guionista René Goscinny (1926-1977) y el dibujante Albert Uderzo (1927). Esta serie de historietas apareció por primera vez el 29 de octubre de 1959 en la revista Pilote, antes de ser publicadas ya como álbum en 1961. Es decir que le quedan nueve meses para ser un sesentón, que se dice pronto. Y cierro el paréntesis conmemorativo, para seguir con el asunto lo que nos ha traído aquí: las espinacas popeyeras.
Expuestos y aceptados los dos primeros porqués, literatos y políticos, acerca de la verdura de marra, la pregunta pertinente cae por su propio peso: ¿Por qué se eligió a las espinacas y no a otro alimento? Pues bien, la respuesta nos viene de la mano nada menos que de la misma ciencia, o algo así. O eso dicen que han leído, los que lo cuentan. Pero, ¿qué pensaría usted si le dijera que no es oro todo lo que reluce, en el asunto de las espinacas y sus extraordinarias cualidades como alimento?
De vueltas con Bernice o Berenice
“Pues que no me sorprende”, responderá el lector avisado y conocedor de que, al principio, Popeye era fuerte porque sí, sin necesidad de tomar nada. Y que después, la fuerza sobrehumana de sus puños la adquiría frotando los tres pelos de una gallina mágica llamada Bernice o Berenice, que por cierto significa ‘portadora de la victoria’ y tiene su historia.
Sepan que existió una Berenice (340-279 a.C.), esposa que fue del rey de Egipto Ptolomeo III (282-222 a.C.), poseedora de una hermosa cabellera, admiración de propios y extraños, y que no dudó en cortarse por salvar la vida de su esposo. En fin, una de esas bellas historias de la mitología y de la que, ya de la que va, “nota cultureta” de astronomía, toma nombre la constelación Cabellera de Berenice (Coma Berenices), situada al oeste de Leo y sin ningún objeto llamativo a simple vista, razón por la que, a pesar de que Eratóstenes (276-194 a. C.) ya aludió a su existencia, no fue hasta 1602 cuando el gran Tycho Brahe (1546-1601) le dio un lugar en el cielo. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :