A veces sucede así en la vida, y cuando son los caballos
los que han trabajado, es el cochero el que recibe la propina.

Daphne du Maurier (1907-1989), escritora británica

domingo, 1 de septiembre de 2019

Apolo 11. Teoría conspiranoica lunar (5)

(Continuación) Y seguimos con la bandera, ahora en relación con su, en opinión de los negacionistas, imposible ondear dado que en el satélite no existe atmósfera, lo que por otra parte es cierto ¿En qué quedamos entonces? Veamos.
B. ¿Cómo es que la bandera ondea si en la Luna no hay atmósfera? Es una de las suposiciones más extendida por los conspiranoides lunares y dicha así la verdad es que parece hasta correcta, ya, ¡pero es que no ondea! No. Tan solo da la sensación de movimiento porque en la parte superior tiene un travesaño horizontal que la sostiene y está fabricada con un material que conforma unas arrugas que ayudan a dar esa impresión.
Es más, doy una vuelta de tuerca y ni siquiera les niego la mayor. Acepto que, incluso pudo ondear la bandera porque, esto no lo saben los negacionistas, el viento no sería la única causa posible de ello dadas las circunstancias.
No porque, sencillamente, para clavar la bandera en la superficie los astronautas la hicieron girar, como hace usted cuando pone la sombrilla en la playa, favoreciendo así su mejor penetración en el suelo. Y por supuesto en la Luna no hay viento, al no haber atmósfera, pero sí inercia, ya saben esa propiedad mecánica universal de la materia.
Y es este movimiento giratorio el que posibilita también la formación de pliegues y ondulaciones, que en el satélite resultan más efectistas y duraderas que en la Tierra, por obvias razones gravitatorias, dinámicas, de ausencia de atmósfera, etcétera. Un movimiento que sólo duró unos instantes después de ser manipulada por los astronautas, pero que ahí estuvo. 
En la composición fotográfica podemos ver a la bandera en dos instantes diferentes, pero con el mismo estado de quietud y mostrando las mismas ondulaciones, como una cortina que no está completamente cerrada. No, no ondea, por mucho que digan.
C. En ninguna de las fotografías tomadas en la Luna se ven estrellas al fondo. O en casi ninguna y es así. Se trata de un fenómeno que en principio y para algunos puede resultar inexplicable e intrigante, pero eso sí, solo en principio y para quienes no tengan unos mínimos conocimiento de óptica y fotografía. (Continuará).
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


No hay comentarios :