La mujer ocupará en el mundo científico el puesto que le corresponda
de acuerdo con su capacidad, y no necesitaremos cuotas ni nada de eso.

Margarita Salas (1938-2019)
, bioquímica española

martes, 6 de agosto de 2019

Apolo 11. Breve aproximación científico-técnica (17)

(Continuación) Todas y cada una de estas estaciones tuvieron un papel fundamental durante diferentes momentos de la misión y por supuesto España que estuvo presente en varios de ellos, sirvió de apoyo durante todo el viaje de ida y vuelta, de los que podemos destacar dos momentos cruciales de su participación.
Papeles claves de España
Uno tuvo lugar tras el largo silencio en las comunicaciones con el Apolo 11, debido al paso de la nave espacial por la cara oculta de la Luna, oculta que no oscura pues esta cara está igual de iluminada que la otra. Otro cuando, pasadas unas horas y tras la serie de preparativos necesarios el Eagle alunizaba. Dos momentos de los que tenemos conocimientos gracias a las comunicaciones registradas.
Y así del primero, a la pregunta, “Apollo 11, Apollo 11, aquí Houston ¿Nos recibís?”, seguido de “Houston, Apollo 11, cambio”, fue la estación de Fresnedillas la primera en captar la señal del Apolo, lo que condujo a que la NASA emitiera el siguiente mensaje tranquilizador para cientos de millones de personas del mundo entero: “Aquí Houston, Madrid ha recibido la primera señal del Apolo 11”.
Acababa de salir de la sombra lunar, de su cara oculta, y la Tierra emergía tras ella, aunque los astronautas no la pudiesen ver debido a la orientación de la nave. Fueron unos instantes de emoción, nervios y tensión por parte de todos, tras los que se relajaron.
“Houston… Tranquility Base here. The Eagle has landed”
También tuvimos el privilegio de ser el primer país donde se recibieron las palabras de Armstrong, confirmando que el módulo lunar se había posado sobre la superficie del satélite: “Houston… Tranquility Base here. The Eagle has landed” (Houston… aquí Base Tranquilidad. El águila ha aterrizado).
Eran las 20:17:40 hora internacional UTC, las 22:17:40 hora peninsular española, del día 20 de julio de 1969, que entonces cayó en domingo, salvando las distancias claro. Lo digo porque, desde que el comandante hablaba en la Luna, hasta que se recibía en Madrid, pasaban uno coma tres segundos (1,3 s) -recuerde que la luz, onda electromagnética, es lo que más rápido viaja en el universo, lo hace a 300 000 km/s y la Luna se encuentra a 384 400 km- a los que había que añadir los 0,4 s que tardaba en llegar de Madrid a Houston.
Es decir que Houston y el propio presidente Nixon lo oyeron con un retraso de uno coma siete segundos (1,7 s) con respecto a España. Sí, aquí fuimos los primeros, Spain is different, pero todo pasa y unas horas después el satélite se ponía tras el horizonte y dejábamos de tener cobertura. Tomaba el relevo la antena de Honeysuckle Creek cerca de Canberra, Australia. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :