La ciencia ha eliminado las distancias. (Cien años de soledad, 1967).

Gabriel García Márquez (1927-2014), escritor colombiano

lunes, 12 de agosto de 2019

Apolo 11. Breve aproximación científico-técnica (20)

(Continuación) O sobre su edad, unos cuatro mil quinientos millones (4 500 000 000) de años. O su composición, muy similar a la terráquea, salvando las diferencias entre ambos cuerpos celestes debidas al tamaño, menor presión, falta de atmósfera o ausencia de agua. 
Y por extensión, gracias a las misiones Apolo y a las muestras que trajeron de la Luna, hoy tenemos una idea de cómo se formó el sistema solar, una información y de su origen que ha sido la base de toda la ciencia posterior.
Pero los beneficios de la investigación sobre el espacio van mucho más allá de los resultados científicos. Y es que el sucedido astronáutico representó un cambio de paradigma tal que, primero impactó de forma sobresaliente en la ciencia y la tecnología de la época y después, con el paso de los años, las innovaciones pensadas para la conquista espacial terminaron revolucionando la vida cotidiana.
A pocos escapa que este hito estadounidense, con el talón en blanco económico que supuso a la hora de invertir en la resolución de los nuevos retos técnicos, sirvió para generar toda una avalancha de inventos en campos bien diferentes -ingeniería, medicina, informática, transporte, materiales, alimentación, deporte, telecomunicaciones, combustibles, nanotecnología, etcétera-, y de los que hoy se beneficia toda la humanidad.
Unos inventos de los que muchos, siguen teniendo aplicación práctica en la sociedad, cincuenta (50) años después.
Inventos ‘made in la Luna’
Sin ánimo de ser exhaustivo ni intención de agotar el tema les ofrezco un rápido y ligero listado de ellos, de los que, de algunos, conviene explicitar que ya existían con anterioridad, pero que fue el desarrollo científico-tecnológico, propiciado gracias a la misión espacial Apolo, el que hizo que fueran conocidos de forma masiva.
Inventos mejorados y nuevas aplicaciones que van desde los microondas, el velcro, las zapatillas de deporte amortiguadas, los detectores de humo, el láser, las lentes de contacto, la telefonía móvil y sus cámaras de vídeo incluidas o el GPS. Hasta las resonancias magnéticas, las tomografías axiales computarizadas, las radiografías, las microscopías, los sistemas de diálisis, las mantas isotérmicas, los trajes ignífugos, la computación portátil o los alimentos liofilizados.
Pasando por las herramientas inalámbricas, los pañales infantiles desechables, el purificador de agua, las sartenes antiadherentes, los termómetros digitales, las telecomunicaciones en general o los códigos de barras.  Sin olvidarnos de las placas solares, la lucha contra el cambio climático, los nuevos tubos de pasta dentífrica, la hibernación y el letargo, las máquinas para hacer deporte, las pelotas de golf, y un largo etcétera. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




No hay comentarios :