Los toros son la fiesta más culta que hay hoy en el mundo.

Federico García Lorca (1898-1936), escritor español

jueves, 16 de noviembre de 2017

Florence Nightingale (7). Grabación fonográfica

(Continuación) Más claro agua, nuestra Hacedora de la ciencia tuvo una influencia decisiva en la creación de la Cruz Roja Británica en 1870, de la que fue miembro de su comité de damas hasta su fallecimiento.
Como ya les adelanté, en 1874 fue nombrada miembro honoraria de la ‘Asociación Americana de Estadística’, ASA por las iniciales de su nombre en inglés, y en 1883 la Reina Victoria le otorgaba la Cruz Roja Real por su labor.
Abro aquí un paréntesis porque, siguiendo la cronología, por estas fechas la Nightingale incluso hizo sus pinitos fonográficos. Les cuento.
Nightingale y el fonógrafo de Edison
Como ya hemos enrocado, en la década de los setenta del siglo XIX y más en concreto el 18 de julio de 1877, el inventor estadounidense Thomas Edison concibió el fonógrafo como dispositivo para grabar mensajes, usando papel encerado en su primera prueba.
En realidad las primeras grabaciones se realizaron sobre la superficie de una tira de papel de metal  estaño (Sn), enrollada alrededor de un cilindro giratorio. Posteriormente, durante la década de los ochenta, fue cuando se empezaron a producir los cilindros de cera.
Y entre las grabaciones que se hicieron en esos años se encuentra la voz de Florence, registrada el 30 de julio de 1890 en un cilindro de cera Edison Parafine, que está custodiado en la British Library Sound Archive.
La finalidad con la que se hizo dicha grabación fue para apoyar un fondo asistencial para veteranos de la Carga de la Brigada Ligera.
La que les ofrezco es una copia de 1933 del cilindro original, realizada por Edison-Bell Company de Inglaterra y lanzada en la ‘Serie del siglo XIX Celebridades nº 1’. En el audio se la oye decir:
"Cuando ya no sea ni siquiera una memoria, tan sólo un nombre, confío en que mi voz podrá perpetuar la gran obra de mi vida. Dios bendiga a mis viejos y queridos camaradas de Balaclava y los traiga a salvo a la orilla. Florence Nightingale”.
(When I am no longer even a memory, just a name, I hope my voice may perpetuate the great work of my life. God bless my dear old comrades of Balaclava and bring them safe to shore. Florence Nightingale).


Y hasta aquí el paréntesis que cierro para proseguir con los reconocimientos. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.





No hay comentarios :