La ciencia ha eliminado las distancias. (Cien años de soledad, 1967).

Gabriel García Márquez (1927-2014), escritor colombiano

viernes, 17 de noviembre de 2017

...demagogos, farsantes...

(Continuación) Como si hasta el más necio no tuviera claro que la Declaración Universal de los Derechos Humanos incluye también a la mujer.
Eso de un lado porque, ¡anda que no ha llovido desde que fue sustituida la expresión ‘Derechos del Hombre’ por ‘Derechos Humanos’, cayendo en desuso el término “hombre” para definir a los habitantes humanos de la Tierra!
Lo dicho, ignorantes y demagogos. Como que no es de recibo que la mitad de algo imponga su nombre al todo. Por eso son unos demagogos, porque intentan halagar oídos de personas a las que consideran estúpidas y lo que es peor, fácilmente estupidizables, pretendiendo sacarles partido y aprovecharse de sus debilidades más simples.
Y lo malo de todo esto es que así, a lo tonto a lo tonto contando, resulta que hay un buen número de engañabobos, no crean que no. Se lo digo yo que me puse manos a la obra un día, con fines estadísticos, y lo tuve que dejar agotado, por cuestiones salutíferas.Tanto había.
Pero siempre farsantes...
Ignorantes y/o demagogos les decía, pero siempre farsantes les añadía, y comprobarlo es bien fácil pues existe un control sencillo e irrefutable, una prueba del algodón que no falla. Observe que ni uno solo de estos individuos, proseguirá su charla o discurso como debería hacerlo, si de verdad se propusiera no dejar nunca de lado al género femenino.
Si se fija ninguno, nunca, bajo ningún concepto, sigue a rajatabla la convención que predica. Si fueran sinceros, coherentes y consecuentes, estos camelistas deberían expresarse así (valga el ejemplo y disculpen la referencia profesional):
“Los profesores sevillanos y las profesoras sevillanas estamos hartos y hartas, preocupados y preocupadas de solicitar a nuestros directores y directoras más medios para la docencia. Ellos y ellas nos responden que se ven incapacitados e incapacitadas para afrontar el problema, y se muestran temerosos y temerosas de que los delegados y delegadas se manifiesten preocupados y preocupadas por aquellos alumnos y aquellas alumnas que han sido evaluados y evaluadas de forma negativa...”.
Y así ‘ad nauseam’, aunque supongo y espero que por insoportable no hayan leído entera la retahíla. Porque estarán conmigo que da pereza, solo el mero hecho de verla a vuela tecla, no les digo si además la tienen que leer. Por eso mismo no se atreven ellos a practicar lo que predican, y de ahí que sean unos farsantes.
Yo creo que estos embaucadores, a la postre, no son más que unos melindrosos acomplejados, además de maleducados. Bueno, esto último no es en realidad un juicio objetivo, sino más bien es una opinión educativa. La mia. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas



1 comentario :

Javi CC dijo...

Madre mía, llámenme loco pero este post está hecho en parte como una respuesta a mí comentario; me siento rebatido...