Un hombre que dedicase toda su vida a ello,
quizás lograra representarse una cuarta dimensión.

Henri Poincaré, filósofo y científico francés (1854-1912)

viernes, 13 de noviembre de 2015

¿Qué es un gadget?

Continúo porque, tras lo dicho, hay preguntas que más de uno se puede (y debe) hacer. Para empezar, ¿qué es un gadget? ¿por qué se llama así? Y por supuesto, ¿cuáles son esos gadgets ridículos que aparecen las películas de James Bond?

Y ya de la que va, ¿qué es un geek?

Pues ¡ea!, dicho con la intención de animar. Ya tenemos en lo que echar parte de la mañana.

Tirando de diccionarios
Sobre el significado de este anglicismo (palabra, expresión o giro procedentes de la lengua inglesa que se usa en otro idioma), indicarles que varía según el diccionario que consultemos.

Por ejemplo entre los diccionarios de neologismos, el de Manuel Seco lo recoge con los significados de dispositivo novedoso, de dispositivo de nuevas tecnologías o electrónico.

Mientras que el Diccionario de Uso del Español (DUE) de María Moliner, en su tercera y última edición de 2007, sólo recoge ‘pequeño artilugio mecánico o electrónico’, y no las connotaciones de aparato novedoso o relacionado con las nuevas tecnologías.

En mi opinión es quizás el de dispositivo electrónico, el significado más asentado y aceptado para el término gadget.

De hecho, es en ese sentido en el que lo utiliza la empresa Microsoft para referirse a productos tales como reproductores de DVD, receptores multimedia digitales y reproductores de audio portátiles, etcétera.

Y antes de dejar el mundo de los diccionarios y para que no pierda el tiempo, su tiempo, en buscarlo, sepa que aún no está recogido en el Diccionario de la Lengua Española, DLE.

Sabido es que las cosas de palacio van despacio.

El gadget en la vida diaria
De manera más funcional la mayoría de nosotros, cuando utilizamos este término, nos estamos refiriendo a un dispositivo diseñado para un propósito específico, más bien pequeño y de funcionalidad y aspecto novedoso.

Porque un gadget que se precie de serlo, ha de resultar más ingenioso que cualquier otro dispositivo ya presente en la tecnología corriente. Y si lo piensa un momento, estamos rodeados de ellos.

Por ejemplo y por tenerlos próximos, se me han venido a la vista mientras escribo los cuestionados por algunos, cigarros electrónicos o vaporeadores, que durante su lanzamiento, es decir cuando realmente representaban una novedad, fueron considerados gadgets.

Y es que todo aquello que se salga de lo cotidiano y mientras esté fuera de lo común, podemos decir que es uno de estos artilugios.

Como esas huchas provistas de ocurrentes mecanismos, los juguetes solares, las radios y aparatos con circuitos integrados, los punteros laser, los móviles iPod, los pequeños helicópteros y un largo, largo, etcétera, sean electrónicos o no.

Así que, de manera despreocupada, podemos asociar casi cualquier utilidad novedosa que veamos a este término.

Origen y uso del término gadget
La visión “a vuela tecla” de una posible línea del tiempo del término nos indica que, desde la etimología popular, su diseño se puede remontar a mediados de la década de 1880, probablemente entre 1884 y 1885. Y estuvo a cargo de la empresa Gaget, Gauthier & Cia.

Perdonen la licencia de “a vuela tecla” -marcada de alguna forma por los siempre incesantes e imperantes, a veces, cambios tecnológicos- que me he tomado de la expresión a vuela pluma.

Estoy convencido que no tengo justificación alguna. (Continuará)






3 comentarios :

Anónimo dijo...

me gustan mucho este tipo de entradas

Jesús Cardenal dijo...

¿Es correcta la palabra "vaporeador" que emplea para los cigarros electrónicos? ¿No sería más correcta vapeador, ya que se dice vapear?
Me gustaría saber su opinión científica.
Enhorabuena por el blog.

Alejandro Méndez dijo...

¿Por qué dice que están cuestionados? ¿Podría escribir sobre ellos desde el punto de vista médico?