La igualdad entre hombres y mujeres serviría para crear una mejor ciencia.

Émilie du Châtelet, matemática y física francesa (1706-1749)

lunes, 30 de noviembre de 2015

'Muchachas al sol' sin óxido

Tal como les dejé escrito les mantengo informados. Ya está restaurado el monumento de la Glorieta de las Cigarreras en Sevilla, el realizado por Antonio Cano en 1967 y de nombre Muchachas al sol.

Es uno de los buques insignias de la entrada de las vanguardias en la estatuaría sevillana, y que no fue aceptado de buen grado en sus comienzos como ya les conté. Su morfología parece ser que estaba detrás del detonante de la polémica social que se originó en la época.

Sí, me refiero al oxidado conjunto escultórico del que les hablaba por última vez el lunes pasado. Y como ven no han tenido que ser muy pacientes. Ahí me equivoqué.

Como también estuve errado sobre el asunto las obras, o al menos en parte. Otro error por mi parte.

Mejor será que se lo cuente.

Desde este fin de semana, a las muchachas, ya se las puede ver en toda su blancura pétrea, tras haberle retirado la pátina anaranjada que había provocado el óxido de las tuberías.

Esas tuberías que conducen el agua con la que se riega, de forma automática, el jardín en el que están ubicadas.

Una historia que se remonta a 2013, de la que ya están en antecedentes, y que parece que no se repetirá. Amén.

La restauración del grupo vanguardista ya está finalizada y hasta donde alcanzo a saber, la solución ha sido de carácter preventivo como ya previmos. En concreto, en este caso, el montante ha contado, por así decirlo, de tres etapas.

Primera etapa: la de la valla
En ella se colocó una valla de protección del grupo artístico, tanto visual para el ciudadano, como aislante físico contra el agua de riego.

Con la misma se pretendía evitar, no solo la visión de su degradación estética sino, también, de un avance del deterioro físico del valor monumental de la misma, por la acción de la susodicha agua con óxido.

Segunda etapa: la de los tratamientos
A continuación se intervinieron las estatuas, con los pasos que un tratamiento bioquímico de este tipo requiere. A saber:

a) En primer lugar, realizando diferentes ensayos para determinar las características de la capa de restos formada, a fin de utilizar el método más idóneo, en función de la naturaleza material de las esculturas.

Que como saben están talladas en piedra caliza, roca calcárea o, simplemente, caliza.

Una roca sedimentaria, la caliza, compuesta mayoritariamente por el mineral calcita y, a nivel de trazas, por el mineral magnesita entre otros minerales.

De los minerales calcita y magnesita decirles que, desde el punto de vista químico, están constituidas, respectivamente, por los compuestos químicos carbonato de calcio, CaCO3, y carbonato de magnesio, MgCO3.

De nuestros tiempos escolares seguro que recuerdan que la calcita es la materia prima, entre otros, del cemento, de la cal y de las estalagmitas que cuelgan de los techos con fisuras de las grutas y que no son más que eso, la precipitación de la calcita.

Un mineral muy común y con una amplia distribución por todo el planeta; para que se haga una idea se estima que, aproximadamente, el cuatro por ciento (4 %) de la masa de la corteza terrestre es de calcita.

Así que ya lo sabe. Aunque se suelen utilizar como sinónimos, caliza y calcita no lo son. La primera es una roca y la segunda un mineral, que forma parte de la primera.

Y hasta aquí la nota sabihonda geoquímica; espero que sepan disculparme esta deformación profesional. Hasta aquí también el primero de los pasos de la segunda de las etapas anunciadas. Y hasta aquí, ya que estamos, la entrega. (Continuará)



No hay comentarios :