El otoño es triste para el que no sabe divertirse.

Céline Blondeau (1985), científica francesa

jueves, 5 de noviembre de 2020

Científicos, nobles y españoles. Siglo XX

(Continuación) Mientras vemos en qué queda la cosa ésta de la ‘Ley de memoria democrática’ y los títulos nobiliarios franquistas, retomo el hilo que dejé suelto hace unas semanas. He realizado unas averiguaciones sobre cuántos españoles están en posesión de un título nobiliario y una titulación científica reconocida, sin diferenciar si uno es consecuencia de la otra, o ambos (título y titulación) tienen orígenes independientes.

Entre los pertenecientes a este siglo XXI y el pasado XX, empiezo con los que forman el motivo central de esta saga (Títulos nobiliarios, franquismo y Ciencia), en una exposición cronológica acorde al sentido natural del paso del tiempo.

Títulos científicos ‘franquistas’

Dándolos por vigentes en el momento de escribir estas líneas, estos títulos, que dicho sea de paso es una nobleza que les llega vía ciencia, son tan solo cuatro, ninguno se otorgó a una mujer, están repartidos entre las especialidades de medicina e ingeniería y de ellos, tres se entregaron in memoriam:

- Conde de Arruga (1950), a favor de Hermenegildo Arruga Liró (1886-1972) cirujano oftalmólogo y retinólogo.

- Marqués de Ramón y Cajal (1952), concedido a título póstumo a favor de Santiago Ramón y Cajal (1852-1934) Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1906.

- Conde de la Cierva (1954), concedido a título póstumo a favor de Juan de la Cierva y Codorníu (1895-1936) ingeniero e inventor del autogiro, aparato precursor del helicóptero.

- Marqués de Torroja (1961), concedido a título póstumo a favor de Eduardo Torroja Miret (1899-1961) ingeniero de caminos y abuelo de Ana Torroja, vocalista del desaparecido grupo musical Mecano.

Títulos ‘juancarlistas’

De los cincuenta y cinco (55) títulos nobiliarios otorgados a personalidades de la vida política, cultural y económica de España, por el rey Juan Carlos I (1938) a lo largo de su reinado (1975-2014), tan solo una manita se corresponde con un meritaje científico, y de ellos sólo uno pertenece a una mujer. Repartidos entre las especialidades de medicina, bioquímica e ingeniería, uno solo se entregó a título póstumo:

- Marquesado de Marañón con Grandeza de España (1987), a la memoria de Gregorio Marañón y Posadillo (1887-1960), endocrino e intelectual. «Médico, científico y humanista, que hizo inseparables esas tres condiciones en su persona y en su obra, don Gregorio Marañón y Posadillo fue un auténtico intelectual cuya figura marcó la época de la historia de España que le tocó vivir, por lo que, queriendo demostrar Mi Real aprecio a su memoria al cumplirse el centenario de su nacimiento». Real Decreto 600/1987, de 5 de mayo. (Continuará)

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

 

 


No hay comentarios :