El otoño es triste para el que no sabe divertirse.

Céline Blondeau (1985), científica francesa

domingo, 8 de noviembre de 2020

Científicos, nobles y españoles. Siglos XX y XXI

(Continuación). Prueba de ello es, la Fundación Severo Ochoa lo recoge en su anecdotario, un encuentro en el que el luarqués se negó a estar sentado mientras el monarca permaneciese de pie. La escena tuvo lugar en el Colegio de Eméritos cuando el rey Juan Carlos, al ver a Severo Ochoa de pie, le trajo una silla muy pesada que había junto a una pared y le dijo: “Siéntese que me gustaría hablar con usted”. A lo que éste, un poco abrumado, contestó. “Usted primero, majestad”.

Y así empezó un breve forcejeo dialéctico hasta que el rey le espetó: “Bueno pues me pondré de rodillas”. En fin, marchando una de ‘campechanía real’, ante quien ya era ‘nobel’ pero no le apetecía ser ‘noble’. Quién le iba a decir al Premio Nobel en Fisiología o Medicina de 1959 que, pasados unos años del sucedido, dos de sus discípulos a los que no le ofrecieron ser ‘nobel’, sí aceptaron ser ‘noble’ y con toda justicia por supuesto, el ofrecimiento y la aceptación, que no se me malentienda.

Me refiero a Margarita Salas con el marquesado de Canero y a Santiago Grisolía con el marquesado de Grisolía. Precisamente el del bioquímico valenciano fue el último título nobiliario que otorgó el rey Juan Carlos I a un científico, pues ese mismo año abdicaba en su hijo Felipe que iniciaba de esta forma su reinado.

Títulos ‘felipistas’

El actual rey de España Felipe VI (1968), desde su proclamación ante las Cortes Generales en junio de 2014 y hasta el momento de escribir estas líneas no ha concedido ni un solo nuevo título nobiliario. Es más, ha reducido en uno su número al quitar a su hermana Cristina el ducado de Palma por su implicación en el caso Nóos. Y sobre este monarca y en relación con este tema, poco más que contarle.

Si acaso recordar que en la actualidad existen unos 2700 títulos nobiliarios, que no llevan asociada dotación económica directa alguna, a pesar de lo que muchos piensan, y que desde 2006 también pueden heredar las mujeres primogénitas.

Y tras haber llegado a nuestros días en este repaso científico-nobiliario, damos un salto atrás en el tiempo (¿se puede viajar físicamente al pasado?) y abordamos el reinado de su tatarabuelo Alfonso XIII (1886-1941), que fue rey de España desde su nacimiento hasta la proclamación de la Segunda República Española el 14 de abril de 1931.

Ciencias y heráldica

Bueno, antes me gustaría comentarle un buen nexo científico, relacionado con el diseño del escudo de armas que va asociado al título de algunos de los reconocidos. Una especie de vínculo entre ciencias y heráldica que, como bien sabe, es una disciplina que describe, estudia y explica el significado de imágenes y figuras de los escudos de armas, y que algunos consideran tanto ciencia como arte. (Continuará)

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

 


No hay comentarios :