Yo no uso drogas, mis sueños ya son lo suficientemente horribles.

M.C. Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

domingo, 7 de agosto de 2016

‘Nautilus’ y cable telegráfico submarino

Lo que tienen ante sus ojos en el titular, es una pista sobre la primera de las referencias literarias a las que aludía en la anterior entrega de hace unas semanas.

Ésa relacionada con el tendido y puesta en funcionamiento del primer cable transatlántico submarino en 1866, y que llegó a ser conocido como La Octava Maravilla del Mundo por lo que representó.

No en vano permitía poner en contacto a los continentes Europa y América del Norte mediante la telegrafía.

El primer telegrama oficial que circuló de uno a otro, fue una felicitación de la Reina Victoria de Inglaterra para el Presidente de los Estados Unidos James Buchanan, y se emitió el 16 de agosto de 1866.

El real mensaje de felicitación tardó nada menos que dieciséis coma cinco horas (16,5 h) en cruzar el charco. Toda una proeza para los tiempos que corrían. De ahí la duda que les transmití.

¿Era el comienzo de la actual Era de la Globalización? ¿Qué opina? Y de ser afirmativa, ¿ciento cincuenta (150) años ya de globalización por tanto? ¿No es demasiado quizás?

Mejor volvamos a lo que nos trae, la referencia literaria que gracias al título con toda seguridad ya saben cuál es.

Veinte mil leguas de viaje submarino (1870)
Aparece en Veinte mil leguas de viaje submarino donde su autor, el escritor francés Julio Verne (1828-1905), hace figurar entre otros inventos y adelantos técnicos observados, en y por su ficticio submarino Nautilus, el del cable telegráfico submarino de 1866.

También están como posibles inventos literarios una máquina para producir aire respirable, las escafandras autónomas de buceo, los fusiles de balas eléctricas, etcétera. Ya saben que Verne fue un hombre muy leído.

Veinte mil..., una de las obras literarias más conocidas del escritor, se empezó a publicar en Magasin d'Éducation et de Récréation (Magazín de ilustración y recreo) entre el 20 de marzo de 1869 y el 20 de junio de 1870. Una costumbre editorial de la época, ésta de publicar las novelas por entregas periódicas..

Después, como tantas otras, volvería a ser impresa ya de forma íntegra en uno o dos volúmenes y a los largo de los años.

A estas alturas blogueras, no serán las teclas de quien esto escribe las que les pongan sobre aviso de la enorme influencia que, en el género literario de la ciencia ficción, tuvo el francés.

Hay mucha y muy buena literatura al respecto como para tener que hacerlo.

Física Clásica y Física Moderna
Lo que sí les resaltaré ya de la que va, y porque me gustan estos nexos, es que su muerte coincidió con pocos meses de diferencia con la publicación de la Teoría de la Relatividad Especial (TRE) del físico germano-estadounidense Albert Einstein (1879-1955).

Un cuerpo de conocimiento moderno, la Relatividad, que junto con la Física Cuántica y la Teoría del Caos conforman los tres pilares en los que se sustenta la Física Moderna. (Continuará)




No hay comentarios :