El miedo a las alturas es ilógico.
El miedo a caer, por otro lado, es prudente y evolucionista.

Dr. Sheldon Cooper, personaje de ficción de la serie The Big Bang Theory.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Mileva Maric, siglo XX y Relatividad (1)

Como ven, toda esta historia de la coautoría relativista bien pudo empezar en una carta de finales del siglo XIX. Y por las pruebas de que se disponen existieron otras a lo largo del XX.

De hecho el nuevo siglo vino algo movido para el entorno de Mileva y Albert. Movido tanto en lo personal como en lo profesional.

1901. Un año movido: Carta del movimiento relativo
Existe una carta de Albert a Mileva, fechada en marzo 1901, en la que afirma que espera acabar pronto su trabajo en común sobre el movimiento relativo. Textualmente dice: “¡Qué feliz y orgulloso estaré cuando hayamos terminado juntos, y triunfalmente, nuestro trabajo sobre el movimiento relativo!”.

Parece evidente. Esas líneas tienen toda la pinta de ser un reconocimiento de autoría conjunta, “cuando hayamos terminado...nuestro trabajo”. Es más. Para algunos no hay ninguna duda. Mileva Maric es coautora de la relatividad. Sin embargo...

Sin embargo hay quienes no lo ven así. Y lo argumentan basándose en dos tipos de razonamientos.

Uno de naturaleza humana. Vista en contexto, la frase se encuentra dentro de una encendida declaración de amor de un hombre de veintidós (22) años. Una circunstancia pasional que, a cualquiera que la haya vivido, le debe hacer recapacitar.

Es probable que el hecho de nombrarla como colaboradora, obedeciera más a un exceso de entusiasmo, que a un objetivo y justo reconocimiento de propiedad intelectual.

El otro es de naturaleza científica y, además, viene por partida doble.

La primera alude al contenido del texto. En realidad, ese “movimiento relativo” no se refiere a la que con posterioridad sería la Teoría de la Relatividad Especial o Restringida, TRE. No.

Einstein y Maric, como otros físicos de la época estaban intentando diseñar experimentos para verificar el movimiento relativo de los cuerpos en el éter.

Una supuesta, paradójica e imposible sustancia química en cuya existencia creían, y que estaba relacionada con el Electromagnetismo de Maxwell.

La segunda partida tiene que ver con cierta disparidad temporal. Resulta que con lo de la carta, estamos a comienzos de 1901 y, como sabemos, la TRE no se desarrolló en su totalidad hasta 1905; es decir cuatro (4) años después de la carta.

Mucho tiempo quizás. Aunque éste sea relativo.

1901. Un año movido: Artículo y embarazo
Pero 1901 es también el año en el que aparece el primer artículo científico de Albert Einstein.

Se lo publica la prestigiosa revista Annalen der Physik, su revista de cabecera y la de los éxitos posteriores. Lleva de título ‘Conclusiones sobre el fenómeno de la capilaridad’ y en su opinión, así se lo manifiesta a sus amigos: “... no valía nada”.

Se ve que ya entonces tenía un nivel de exigencia, muy por encima del de los demás mortales. Einstein siempre en el papel de Albert, ¿o es al revés?

Y en lo personal tampoco falta algo de “movida”. Bueno, en honor a la verdad y dado los tiempos que corrían, de algo nada. Bastante movida. En mayo de ese año Mileva quedó embarazada.

Un estado biológico que se convirtió en toda una fuente de problemas para la pareja.

Sobre todo para ella que lo deja todo. Para empezar no puede continuar el doctorado. Ni se puede presentar al examen final de la carrera, nunca obtuvo el título. De hecho se marcha a casa de su hermana en Novi Sad, actual Serbia. (Continuará)



No hay comentarios :