En efecto, las cosas que aparecen nos hacen vislubrar las cosas no patentes.

Anaxágoras
, filósofo griego (500-428 aC)

lunes, 14 de diciembre de 2015

Tabaco e impuestos

(Continuación) Y entre los siglos XIV y XVI existió el maravedí novén o viejo, moneda castellana de vellón; aunque en el XV se acuñó también el maravedí alfonsí, blanco o de plata, moneda castellana de este metal.

En fin, varios maravedís o maravedíes (formación natural del plural de las voces acabadas en –í), como así nos aconseja el Diccionario Panhispánico de Dudas (DPD), a la vez que desaconseja el plural maravedises, quizás por considerarla una forma algo vulgar.

Les decía más arriba que el maravedí es una moneda también con carácter imaginario, porque han de saber que llegó a ser utilizada como unidad de cuenta, moneda de cuenta o moneda teórica.

Ciencia: maravedí y unidad de cuenta
En esencia es una unidad monetaria que, a pesar de no tener existencia física, se utiliza en las transacciones comerciales y la contabilidad, midiendo el valor de mercado.

No voy a entrar en este complejo mundo económico, pero si les reseñaré que, históricamente, las monedas de cuenta siempre han sido monedas que habían dejado de tener circulación real. Es decir monedas que se habían dejado de acuñar, pero que siguieron utilizándose en la contabilidad.

Es el caso del referido maravedí en la Corona de Castilla. O más recientemente, el ECU (European Currency Unit, Unidad Monetaria Europea), en la Unión Europea durante el periodo de transición entre las monedas nacionales y el euro (€).

Y de la moneda a la unidad de masa o cantidad de materia.

Ciencia: libra y onza de tabaco
La primera de estas unidades es la que aparece citada en la Real Cédula.

Como es probable que lo estudiara en el colegio -si es que sobrepasa en algunos años el medio siglo de vida-, sabrá que la libra, como unidad de masa, tiene una antigüedad que se remonta a la Antigua Roma, pero que está ya en desuso, a excepción de los Estados Unidos y algún que otro país.

En estos momentos, la equivalencia entre esta marginal unidad de masa y la internacional del kilogramo (kg) es:

1 lb = 0,453 592 kg       o     1 kg = 2,204 624 lb

Pero nuestra libra tabaquera, o la libra castellana del XVIII, utilizada por aquel entonces de forma amplia en España y en sus territorios americanos, equivalía a algo más, un poco más:

1 lb = 0,460 009 kg     o     1kg = 2,173870 lb

Una libra que tenía un divisor o submúltiplo, la onza, de modo que una libra eran dieciséis onzas (16 oz), o de otro modo, una onza es la dieciseisava parte de la libra.

Dos unidades que en aquellos tiempos eran la forma usual de expresar una cantidad de materia o masa; por ejemplo: dos libras y cuatro onzas (2 lb y 4 oz) de tabaco.

1 lb = 16 oz      o     1 oz = 1/16 lb     o     1 oz = 28,3495 g

Pero las palabras libra y onza, para muchos de nosotros, tienen otro significado más dulce. Y es que nos suenan asociadas a un alimento tan rico como el chocolate, a una estupenda tableta de chocolate. Y en ese caso, libra y onza, tienen otro significado.

Ciencia: libra y onza de chocolate
Por asentar las bases dejaré escrito que una tableta de chocolate es el resultado de preparar chocolate caliente y enfriado en un molde.

Se presenta en una pieza sólida, suele estar cuarteada en diferentes porciones (trozos o cuadraditos) y se suele envolver en papel de aluminio (Al), por lo general. (Continuará)



No hay comentarios :