Las leyes de la matemática no son meras invenciones o creaciones humanas. Existen independientemente del intelecto humano.

M.C.Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

viernes, 11 de diciembre de 2015

Smelfie y Ciencia (1)

Tan de la mano que entro a saco, sin más dilación.

Si se cumplen los plazos, para el año que viene será factible enviar olores por whatsapp. Y no les estoy exagerando ni un ápice. Será como lo están leyendo. Lo llaman smelfie, o sea el mensaje con olor.

Según leo, para 2016, lo mismo que enviamos un mensaje de texto, podremos mandar el olor de una tortilla de patatas recién hecha (con cebolla, por supuesto).

Y donde digo una tortilla puede usted decir un perfume, el aroma de un ramo de flores o el de unas magdalenas recién hechas (las de Proust, claro). Cualquiera de ellos y otros tantos que se les ocurran, les podrán llegar al móvil.

Así de sencillo, ¿no les parece genial?

Otro asunto, de mayor complejidad éste, es el dispositivo desde dónde lo podrá enviar y recibir. Pero ya tiene nombre y se llama oPhone.

oPhone
Superadas ya otras aplicaciones de mensajería para los smartphones -mensajes de texto, fotografías, vídeos, notas de audio, etcétera- nos llega la mensajería de los olores.

Eso quiere ser oPhone. Un sistema de comunicación, conectado por bluetooth, con el que se puede enviar y recibir oNotes: una combinación de fotografía o mensaje y olores etiquetados, que podremos compartir en las principales redes sociales.

La fotografía será la que usted quiera y el olor, uno de los trecientos mil (300 000) diferentes que surgen al combinar treinta y dos (32) olores base y ocho (8) matices diferentes, ya que se pueden mezclar varios entre sí a la hora de enviarlos a la otra persona.

El funcionamiento es bien sencillo. Se escribe el mensaje o se hace la foto, a continuación se elige una combinación de entre los olores y matices, y se manda.

Eso sí, para poder emitirlo y olerlo nos hará falta el dispositivo que esta empresa nos vende.

Mensajes instantáneos y olorosos
Por lo poco que sé, está basado en dos terminales provistos con cartuchos que contienen esencias, y que el usuario podrá mezclar a través de una gama preestablecida.

Con ellos podrá transmitir luego el olor que haya compuesto.

Por ahora esta gama ofrece un elevadísimo número de combinaciones olfativas y ello, ya se lo imagina, exige un recipiente de considerable tamaño, lo que supone un inconveniente espacial.

Pero ya están trabajando en el ello, y a no tardar aparecerá una carcasa para móvil con (casi) iguales prestaciones y, claro, mucho más reducida.

Con este aparato podremos enviar mensajes con olor a través de un dispositivo móvil o una tableta, eso sí, desde ya avisan, sólo si son el iPhone y el iPad. Que ésta es otra historia y que la dejo aquí. (Continuará)




1 comentario :

alumnos de ESO dijo...

Un grupo de comapñeros (estudiamos 4º ESO)tenemos uan discusión sobre si es lo mismo una firma que una rubrica. Nos lo podía aclarar?, que firma de científicos hay?
Nos gusta su blog y las explicaciones que da