Yo no uso drogas, mis sueños ya son lo suficientemente horribles.

M.C. Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

lunes, 21 de diciembre de 2015

Mileva Maric, siglo XX y Relatividad (2)

(Continuación) Puede que les parezcan unas decisiones muy drásticas.

Pero estamos a comienzos del siglo XX y quedarse embarazada fuera del matrimonio no estaba bien visto. Bien dicho, estaba muy mal visto. Así que el tema del embarazo se oculta y se mantiene en secreto la existencia de la pequeña.

1903. Matrimonio y nuevos artículos
Y pocos meses después, tras el nacimiento de la pequeña Lieserl, el 6 de enero de 1903 la pareja se casa en Berna, la capital suiza.

Con el cambio de estado civil, Einstein publica otros dos (2) trabajos más.

En 1902, “Kinetische Theorie des Wärmegleichgewichtes und des zweiten Hauptsatz der Thermodynamik”, Ann. Phys. (Leipzig), 9 417-433.

Y en 1903, “Eine Theorie der Grundlagen der Thermodynamik”, Ann. Phys., 11, 170-187. Tenía veinticuatro (24) años.

En estos artículos establece los fundamentos estadísticos de la termodinámica, corroborando de forma experimental que la temperatura de un cuerpo se debe a la agitación de sus moléculas. Una teoría científica sobre el papel, aún discutida en esa época.

En la vida práctica, la de a pie, la del día a día, Albert conseguía su primer trabajo como técnico de la Oficina de Patentes de Berna y disfrutaba de la vida de recién casado. Y sobre los primeros estadios del matrimonio no cabe duda del papel de Mileva.

Relega sus estudios y asume su rol de ama de casa, esposa y madre. Lo sabemos por una carta que Albert escribe a su amigo Michelle Besso, en la que le dice: “Ahora soy un respetable hombre casado, y llevo una vida estupenda y confortable con mi mujer”.

En lo profesional, si bien el trabajo de la oficina no se puede decir que le fascinara -consistía en leer solicitudes de patentes y emitir un informe sobre su originalidad-, lo cierto es que lo realizaba eficazmente y, sobre todo, le dejaba tiempo para pensar en sus propias ideas sobre física.

Unas ideas que se llevaba a casa, donde Mileva creaba un ambiente favorable para que siguiera pensando en ellas: tranquilidad, buenas comidas, en fin, esos detalles que tanto gustan a tantos.

Pero ella no era una esposa al uso ¿Qué papel desempeñó en el desarrollo de la teoría de la relatividad?

¿La Relatividad de Mileva Maric?
Para empezar ella había estudiado física y antes de casarse habían discutido mucho sobre muchos puntos científicos ¿Por qué no habrían de hacerlo ahora que estaban casados?

No, no tendría nada extraño que en la tranquilidad del hogar, ella le hubiera dado su opinión, le hubiera aportado ideas y que, incluso, fuera colaboradora necesaria en el desarrollo de la teoría de la relatividad.

Entra dentro de lo posible. Claro que sí. Pero no es menos cierto que hay que tener en cuenta otras circunstancias.

Una biológica. Durante ese tiempo Mileva estuvo embarazada, tuvo al bebé (en mayo de 1904 nació Hans Albert), hubo de cuidar de la casa, del bebé, del esposo, etcétera. Y no parece que el físico fuera el tipo de hombre al que le diera por colaborar en las faenas de la casa. No.

Una cosa fue el científico, genial como casi ninguno, y otra bien distinta el hombre, humano como todos.

Otra documental. Y sobre este aspecto pintan bastos. No existe constancia alguna escrita, de esta posible colaboración de Mileva, al menos en lo intelectual.

Entra dentro de lo probable que ella le seleccionara material bibliográfico, comprobara datos, ayudara a resolver ciertos problemas matemáticos, repasara, revisara y corrigiera los artículos antes de enviarlos.

Pero nada más. (Continuará)

No hay comentarios :