No me podéis expulsar ¡Yo soy el surrealismo!

Salvador Dalí
, pintor surrealista español (1904-1989)

sábado, 2 de enero de 2016

‘Roundhay Garden Scene’


No.

En puridad, y a pesar de todo lo escrito, la de los hermanos Lumiére de 1895 no fue la primera película que el hombre rodó. Hay una grabación anterior que le gana, pues data de 1888.

Por si están interesados su título es Escena del jardín de Roundhay y estos son algunos de sus datos.

Se trata de un cortometraje mudo, o sea se rodó sin sonido. Y es muy, muy, breve pues consta de tan solo veinte (20) fotogramas, rodados con una frecuencia de doce (12) por segundo; es decir que dura sólo uno coma sesenta y seis segundos (1,66 s).

Por otro lado se realizó con la ayuda de una única lente y una película de papel fotográfico, y fue rodada el 14 de octubre de 1888 por el químico, ingeniero, inventor francés Louis Le Prince (1842-1890).

De él decirles que está considerado por muchos historiadores como el genuino inventor del cine, por mor de la filmación de estas imágenes en movimiento. De las que les apuntaré que se tomaron en el jardín de la casa de sus suegros, en Leeds (Inglaterra) y aparecen ellos, su hijo y una amiga de la familia.

Si echa los números con las fechas verá que Le Prince se adelantó en dos (2) años a la presentación del prototipo de Edison del 20 de mayo de 1891, y en siete (7) años a la que se considera el nacimiento del cine.

Ya saben, la exhibición del 28 de diciembre de 1895, de los hermanos Lumière.

De ahí que Roundhay Garden... esté considerada por algunos como la película más antigua que se conoce. Por desgracia Le Prince nunca pudo exponer de forma pública sus filmaciones.

Adendas sabihondas
Tan solo tres y a modo de pinceladas.

1) La primera relacionada con la razón por la que Le Prince no llegó a exhibir sus películas en público. Sencillamente no le dio tiempo. Más arriba les digo que murió en 1890, pero en realidad ese fue el año en el que supuesta y misteriosamente desapareció.

Un asunto nada claro.

Resulta que el 16 de septiembre de 1890, Le Prince tomó el tren que unía Dijon con París y desde entonces nunca más se ha vuelto a saber de él. Nadie volvió a ver ni su cuerpo ni su equipaje. Se esfumó en el aire como quien dice.

Más de un siglo después, en un archivo policial, cuentan que se encontró una fotografía de un hombre ahogado y que algunos apuntan a que puede ser Le Prince. Pero de cierto no hay nada, aunque no faltan hipótesis, especulaciones y leyendas.

Desde una misteriosa desaparición hasta un fratricidio. Pasando por el suicidio perfecto o el asesinato motivado por una guerra de patentes o por la propia familia. Lo dejo ahí.

2) La segunda es más bien técnica. Es posible que buscando encuentren una versión de Roundhay... que no dure los 1,66 s sino algo más. En concreto dos coma once segundos (2,11 s).

Si es así se trata de una copia fotográfica, un remasterizado que se realizó en 1930.

Empleando la misma combinación de cámara y proyector de Le Prince, la secuencia fue grabada en una película Eastman Kodak de papel fotográfico (1885) y convertida a cincuenta y dos (52) fotogramas.

Como la película tiene una frecuencia de paso de veinticuatro coma sesenta y cuatro cuadros por segundo (24,64 fps), que es la cadencia de la cinematografía moderna, su duración es de 2,11 s.

3) Por último, en ese mismo año de 1888, Le Prince no rodó sólo la escena del jardín. También filmó la ciudad de Leeds, a sus calles y personajes.

Se titula de forma abreviada Leeds Bridge, y está rodada, claro, a veinte cuadros por segundo (20 fps).

Y hasta aquí lo que les quería contar del invento que patentaron los Lumiere. Desde entonces el cinematógrafo se ha utilizado para contar historias. Así nació el cine tal y como hoy lo conocemos.

Cine, cine, cine, más cine por favor,
que todo en la vida es cine




No hay comentarios :