La ciencia no sabe de países, porque el conocimiento pertenece
a la humanidad y es la antorcha que ilumina el mundo.

Louis Pasteur, científico francés (1822-1895)

miércoles, 18 de julio de 2018

Enigma parental. Encuesta científica (1)

(Continuación) Antes de continuar con este enigma de los dos padres, les he de poner este texto en contexto.
Si bien esta ‘adivinanza’ en vídeo se viralizó el pasado Día de la Mujer a través de las redes sociales, dicen que superó el millón y medio de reproducciones en un día, lo cierto es que ya llevaba rulando un tiempo pues en realidad estaba basada en una encuesta científica que se llevó a cabo en el 2014.
Pero no fue hasta este 8 de marzo cuando el diario digital BBC Mundo lo editaba, no exento de bastante carga de oportunismo, como lo muestra el hecho de que fuera compartido por políticos españoles de la talla de Susana Díaz o Pablo Iglesias, por ponerles un ejemplo. Trato de decirles que no fue ninguna casualidad la elección de la fecha, dado que la “eminencia médica” era en realidad la madre del hijo y que las respuestas erradas evidenciaban una cultura machista. En fin.
Pero como les decía, la encuesta del medio británico estaba basada en un ensayo científico que se había realizado cuatro años antes, en una muestra de 194 estudiantes de psicología de la estadounidense Universidad de Boston y con un resultado sorprendente. El 86% de estos estudiantes no logró dar con la respuesta correcta y también ellos que al conocerla les pareció muy obvia.
A modo de contraste se repitió con otra muestra de 103 jóvenes de entre 7 y 17 años, y el porcentaje de aciertos fue similar, más o menos sólo un 14% lo resolvió. Así que si está usted entre los que tampoco acertaron no tiene de qué preocuparse, al fin y al cabo pertenece a la gran mayoría de seres humanos sean universitarios o no, que tienen prejuicios.
En opinón de los que saben de este asunto, la explicación pasa por lo que se conoce como parcialidad implícita de las conexiones neuronales, una especie de sesgo generado de forma automática por nuestro cerebro inconsciente y una prueba más de la omnipresente e inevitable ley de economía universal, según la cual todo debe suceder de aquella forma que exija menos coste energético.
Tal parrafada de la parcialidad nos viene a decir que los humanos resolvemos las ambigüedades proyectando sobre ellas la experiencia más intensa y próxima que tengamos a mano, de forma que si escuchamos la palabra “animal” y tenemos cerca un perro, pensaremos en esta especie y discriminaremos por ejemplo a los gatos.
O si lo que oímos es “árbol” y vivimos cerca de un pinar, no pensaremos en eucaliptos precisamente. Pues igual ocurre si oímos hablar de policías, bomberos o eminencias médicas que por lo general en nuestro entorno asociamos a imágenes de hombres. Solo recordamos una representación de uno o más miembros normales de cada una de estas categorías y por extensión las aplicamos al resto de miembros.
Tras esta idea está el psicólogo Daniel Kahneman (1934), que maneja la hipótesis de que nuestro cerebro dispone de dos sistemas de pensamiento. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




1 comentario :

Anónimo dijo...

Interesante y bien explicada