La ciencia no sabe de países, porque el conocimiento pertenece
a la humanidad y es la antorcha que ilumina el mundo.

Louis Pasteur, científico francés (1822-1895)

viernes, 27 de julio de 2018

27-07-2018. Un eclipse extraordinario (y 3)

(Continuación) Sin embargo, durante los ciento tres minutos (103 min) que dura la fase total de este eclipse, la imagen del satélite no desaparece de nuestra vista ya que viene acompañada de otro fenómeno óptico.
Uno que le hará adquirir un color rojo/ rojizo de tonalidad más o menos intensa y que es conocido popularmente como ‘luna de sangre’, ‘luna de fuego’ o ‘luna roja’. Recuerden que también hay una ‘Luna azul’.
Un fenómeno, el de ver la luna teñida de color rojizo que se produce por la filtración que experimenta la luz solar al pasar a través de la atmósfera terrestre, camino de la superficie lunar. Un proceso en el que no solo la desvía, se curva alrededor del borde de la Tierra, sino que al hacerla entrar dentro de su sombra, le elimina sus componentes azules dejando pasar solo la luz anaranjada y roja que es la que llega sobre la superficie de la luna.
De ahí el efecto visual cromático y su nombre, Luna roja. Para que se hagan una idea se trata casi del mismo fenómeno, basado en las mismas leyes físicas, que hace que el Sol se vea rojo-anaranjado cada atardecer, ¡ay! de esos atardeceres, y cuya intensidad depende del estado de contaminación de la atmósfera ese día.
Doble alineación
Por si no fuera suficiente lo escrito hasta aquí, el de hoy es el “eclipse de luna roja total más largo del siglo”, les añado un detalle más que le hace ser más extraordinario aún: el de una segunda alineación.
En la revista EarthSky informan que esta misma noche la Tierra pasa entre el Sol y Marte, un suceso que coloca al ‘planeta rojo’ en oposición en el cielo, y que al parecer será la mejor desde hace quince años, o sea desde 2003.
De modo que a la vez que el Sol, la Tierra y la Luna están alineados, produciendo el eclipse, habrá una segunda alineación entre el Sol, la Tierra y Marte dado que éste se situará también frente al astro en el cielo.
Es la mecánica celeste a la que el pisano Galileo colaboró con la cinemática de sus tres leyes del movimiento planetario, y el inglés Newton completó con la dinámica de sus tres leyes y la gravedad de su ley de gravitación universal (LGU).
Así que ya lo saben, el eclipse de hoy no es uno cualquiera por lo que no se lo debería perder ni usted ni su familia. Además es bien fácil. Basta con que estén pendientes desde el atardecer y, de vez en cuando, miren hacia arriba. Durará casi cuatro horas así que tienen tiempo y a cambio podrán contemplar un espectáculo gratis total como no volverán a ver, probablemente, en su vida.
Si no lo hacen, y después de dos años sin eclipses totales de Luna en Europa, tras el de hoy, tendrán que esperar otros seis meses para repetir la experiencia, en enero de 2019, pero ya les advierto que no será igual de extraordinario. Que lo disfruten.

Es mucho lo que sabemos gracias a la Ciencia y, como nos dijo Hamlet, aquél príncipe danés: “Hay más cosas en el cielo y la tierra, Horacio, que las soñadas en tu filosofía”. O fue un tal Shakespeare.
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


No hay comentarios :