El Sol, a cuyo alrededor giran tantos planetas,
no se olvida de madurar un racimo de uvas.

Galileo Galilei
(1564-1642), físico y astrónomo italiano

viernes, 9 de octubre de 2020

La alfalfa, el burro, Darwin y Don Alonso el Sabio

(Continuación) Un espacio público del centro histórico de la ciudad de Sevilla, me refiero a la plaza, que ya en la época imperial romana albergaba al foro que comprendía templos, termas, edificaciones públicas y mercados. Una zona que con el tiempo recibió diferentes nombres y usos hasta que, hacia 1361, al ocupar el gremio de esparteros una parte de la plaza, se la empezó a llamar la ‘Espartería de la Alfalfa’, dado que en ella o en sus inmediaciones se vendía alfalfa.

De este hecho y por aquello del todo por la parte, sinécdoque, ésta pasó a ser la denominación popular de toda la plaza, y si bien su nombre oficial volvió a cambiar varias veces más, siempre fue conocida así por los sevillanos, motivo por el que el Ayuntamiento en 1980 le dio de manera institucional la actual nomenclatura de plaza de la Alfalfa.

La alfalfa

Por otro lado, como seguro no ignora, la alfalfa (Medicago sativa) es una planta herbácea de la familia de las fabáceas usada masivamente para la alimentación que, junto con el pasto, la paja y el heno entre otras hierbas, se utiliza de alimento de diferentes animales herbívoros, entre ellos nuestro burro. Como ve todo muy animal y se lo advertí, esta historia tiene sus vueltas y revueltas: alfalfa, burro evolucionado, hombre sabio.

Por cierto, hablando de acémilas y alimentación, me he acordado de la historia del Asno de Buridan enrocada hace ya una década, que bien puede hacer tambalear la evolución darwiniana antes traída por los pelos. Recordarle que Jean Buridan (1300-1358) fue un reconocido filósofo escolástico francés, defensor del libre albedrío y discípulo de Guillermo de Occque.

Acabando que es gerundio

Bueno pues ya ve que lo largo de esta media docena larga de entradas no hemos dado puntada sin hilo. Las curiosidades aleatorias entre personajes y callejero también existen, en esta ocasión nada menos que entre las calles de un político, un escritor, un rey sabio que antes fue un burro y ambos, monarca y acémila, cerca de la alfalfa, entendida ésta como planta alimenticia y como importante ubicación hispalense. En fin, que no la podía dejar pasar.

Y por si fuera poco le he añadido la, exagerada y metida con una cuña, es cierto, teoría de la evolución biológica mediante el mecanismo de la selección natural, emitida por el naturalista inglés Charles Darwin (1809-1882) y publicada en su ‘El origen de las especies’ de 1859. En fin, lo dicho. Me despido con el anuncio de un pasatiempo matemático para la semana que viene, relacionado con la alfalfa y un burro, claro.

Sí, estoy con usted, a veces el refranero acierta, “Éramos pocos y parió la abuela”. Pues eso. (Continuará)

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas

No hay comentarios :