El Sol, a cuyo alrededor giran tantos planetas,
no se olvida de madurar un racimo de uvas.

Galileo Galilei
(1564-1642), físico y astrónomo italiano

domingo, 4 de octubre de 2020

El lenguaje de las mareas [CR-104]

[Esta entrada apareció publicada el 2 de octubre de 2020, en la contraportada del semanario Viva Rota, donde también la pueden leer]

Si le digo que se producen cuatro mareas al día, dos pleamares y dos bajamares, es más que probable que al leerlo a vuela tecla esté conforme con dicha afirmación. Es algo que seguro ha escuchado en más de una ocasión, se trata de un saber popular teórico, y además, forma parte de nuestro propio bagaje experimental playero, a poco que nos hayamos fijado en el movimiento de ascenso y descenso del agua. Sí, en este caso, todo apunta a que teoría y práctica parecen coincidir, es evidente que hay cuatro mareas al día. Sin embargo, no todo es siempre como parece ni todas las evidencias terminan adquiriendo la categoría de pruebas. Verán.

Cada día, cuando vamos a la hora acostumbrada a nuestro lugar habitual en la playa, notamos que la marea está un poco retrasada, algo más baja o menos alta que el día anterior, un retraso del que sabemos por la ciencia bachillera que, a ojo de buen cubero, es de una hora. Es decir, que la marea no se repite exactamente cada 24 horas, lo que hace que una semana nos la encontremos alta y a la siguiente esté baja, visto esto con el mismo ojo.

Un conocimiento práctico del estado dinámico de la marea que, dicho sea de paso y en este primer verano pandémico, ha tenido una importancia añadida a la hora de escoger dónde sentarnos a tomar el sol en la playa o por dónde pasear. Recuerde la norma de la distancia social entre individuos (estáticos o en movimiento). En efecto, el conocimiento teórico de las mareas, causadas principalmente por la Luna, nos dice que su semiperíodo (tiempo entre pleamar y bajamar) dura 6 h, 12 min y 30 s, de forma que entre dos bajamares, por ejemplo, hay una diferencia de 12 h y 25 min, lo que motiva que la marea se retrase cada día cincuenta minutos, en puridad son 50 min y 28 s, nuestra popular y aproximada hora.

Luego en un ciclo de 24 h, 50 min y 28 s ocurren dos pleamares y dos bajamares, pero si se fija, ése es un periodo de tiempo mayor que la duración de un día natural, razón cuantitativa por la que no siempre podrán ocurrir las cuatro. Así que lo correcto es decir que “hasta” cuatro mareas se pueden producir en un día. Si se encuentra en Rota lo podrá comprobar ‘in situ’, pero si no es así o no le apetece hacerlo créame si le digo que, de los treintaiún días de este mes de octubre, cuatro de ellos (6, 12, 20 y 26) sólo tendrán tres mareas. No, ‘no es oro todo lo que reluce, ni todo es como parece’.

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

ÍNDICE

 


No hay comentarios :