El amor por todas las criaturas vivientes es el más noble atributo del hombre.

Charles Darwin (1809-1882)
, biólogo británico

miércoles, 11 de marzo de 2020

CALLE PAGÉS DEL CORRO (1)

En la actualidad es la vía más ancha y larga de Triana, la única que atraviesa el barrio de este a oeste con un trazado paralelo al río que comienza en la calle Clara de Jesús Montero en el Patrocinio y, tras describir una suave curva a la altura de San Jacinto que para la mayoría de los sevillanos la divide en dos tramos, llega hasta la calle Génova en Los Remedios.
Pagés del Corro es el límite de la Triana histórica, el casco antiguo de Triana comprendido entre esta calle y el río, dejando al otro lado su zona de expansión con los dos ensanches del barrio: Triana Este y Triana Oeste que llegan hasta la Ronda de Triana.
Y el nombre lo lleva la calle desde 1893 en memoria de Don Francisco Pagés del Corro (1834-1876), teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla en tiempos de la ‘Restauración Alfonsina’ y que tanto se distinguió al impulsar numerosas obras urbanas destinadas a mejorar las condiciones de higiene y sanidad de esta zona de Triana, a fin de adecentarla y hacerla habitable.
Pagés del Corro una antigua calle que no siempre se llamó así ya que antes, desde el siglo XVI, era conocida por los antiguos trianeros con otro topónimo, la Cava, y estaba considerada como la zona más indeseable de Sevilla a causa de su suciedad y abandono.
Aún hoy existen viejos trianeros que, como dice el maestro Burgos escriben Pagés del Corro, pero pronuncian La Cava, un nombre sobre cuyo origen existen dos versiones.
La Cava. Versión histórica
Ya desde el siglo XVI, el espacio que hoy ocupa la calle Pagés del Corro era conocido como la Cava, al estar recorrido por un foso de agua que se encontraba a los pies de una muralla que, en la época almohade de Sevilla, formaba parte del sistema defensivo para proteger la ciudad de los ataques procedentes del oeste.
Un doble sistema defensivo en realidad, pues también servía para preservar al barrio de los desbordamientos del río Guadalquivir y que discurría desde Los Tejares en Chapina hasta la calle Salado junto a Plaza de Cuba. Para algunos estudiosos, la cava podría formar parte del foso del Castillo de San Jorge.
Un foso que con el paso del tiempo y poco a poco se fue cegando para, ya en el siglo XIX, consolidarse como calle primero sin pavimentar y, en 1920, adoquinarse para posteriormente ser asfaltada. Una calle a la que siguieron llamando Cava y que tradicionalmente siempre estuvo dividida en dos tramos: la Cava de los Gitanos y la Cava de los Civiles. Triana un arrabal dividido.
Cava de los Gitanos y Cava de los Civiles
La primera discurre desde la calle Gonzalo Segovia (Plaza de Cuba) hasta San Jacinto y era conocida en principio como Cava Alta o Cava Nueva, hasta que en el siglo XIX empezó a ser llamada popularmente Cava de los Gitanos, debido a que la mayoría de sus vecinos en aquella época eran de etnia gitana. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.



No hay comentarios :