La ciencia es el padre del conocimiento,
pero las opiniones son las que engendran la ignorancia.

Hipócrates, médico griego (460-370 a. C.)

jueves, 12 de julio de 2018

¿Quién midió la temperatura del cuerpo humano por primera vez?

A propósito de la temperatura normal del cuerpo humano, de la que les escribía hace ya algo más de un mes con motivo de la canción 98.6, y desde entonces, una pregunta no ha dejado de rondarme: ¿Quién midió la temperatura del cuerpo humano por primera vez? y ya tras ella: ¿cómo y cuándo lo hizo?, ¿qué tipo de termómetro utilizó?, ¿en qué escala térmica estaba?,...
En fin, más de lo de siempre, y todo por la rareza de una canción de los años 60 del siglo pasado, cuyo título es numérico. Bueno por eso y por lo que tiene este conocimiento humano que llamamos ciencia, que nunca deja de preguntarse y cada respuesta dada genera a su vez nuevas preguntas. Qué diferencia con la creencia, la credulidad o la falsa ciencia.
Santorio y los primeros termómetros clínicos
Como primera respuesta les diré que existe bastante consenso en el mundo científico, a la hora de admitir que la primera medición de la temperatura humana la llevó a cabo el médico e inventor italiano Santorio Santorio (1561-1636) a inicios del siglo XVII, y lo sabemos por diversas fuentes.

La primera nos viene de la mano del mismo fisiólogo que obsesionado con las mediciones ideó un aparato para medir la temperatura en cualquier parte del cuerpo y, además, lo hizo público en su Sanctorii Sanctorii Commentaria in primam fen primi libri Canonis Avicennae, un comentario sobre el famoso Canon de medicina de Avicena publicado en 1612 pero cuyo imprimátur es de 1611.
En él relata: “Tengo que informar de un método maravilloso, por el cual, con la ayuda de un instrumento de cristal, puedo medir la temperatura caliente o fría del aire, en todos los lugares y en todas las partes del cuerpo y tan exactamente que en cualquier momento del día puedo medir los grados con un compás y fijar el calor y el frío”.
Es el primer testimonio escrito sobre una medida de la temperatura humana, a la vez que el de la existencia de lo que hoy llamamos termómetro clínico, en realidad un protomodelo basado en el termoscopio inventado en 1593 por el genial Galileo Galilei (1564-1642). Un instrumento al que le había añadido una graduación numérica, pues el del pisano carecía de una escala de medida, que marcaba la altura del líquido al colocar el bulbo en agua con hielo y después en la llama de una vela, y cuyo intervalo dividió en partes iguales.

Y le dio un uso medicinal, otra novedad, pues estaba diseñado para tomar la temperatura de un paciente introduciéndolo en la boca. Ése sería el primer termómetro conocido, aunque en puridad el término como tal no sería utilizado hasta 1624, cuando lo empleó el jesuita y matemático francés Jean Leurechon (1591-1670) en su tratado ‘Du thermomètre, ou instrument pour mesurer les degrez de chaleur ou de froidure, qui sont en l’air’.
Fue el primero de Santorio, el de uso bucal como los actuales, pero con el tiempo inventó otros modelos uno de los cuales fue utilizado para medir la temperatura (calor) del corazón de un enfermo, midiendo la del aire espirado que entonces se pensaba que venía de este órgano. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


No hay comentarios :