Admitir el evolucionismo es como creer que si dejamos en una isla un trozo de cristal y un poco de hierro, con el tiempo se convertirán en un reloj.

Isaac Bashevis Singer, escritor polaco, P. N. de 1978 en Literatura (1902-1991)

lunes, 31 de octubre de 2016

Mujeres, Nobel y Ciencias (y 2)

(Continuación) Y ésta la segunda parte:

 09. Gertrude Belle Elion (1918- 1999), Premio Nobel de 1988 en Fisiología y Medicina.
 10. Christiane Nüsslein-Volhard (1943), Premio Nobel de 1995 en Fisiología y Medicina.
 11. Linda B. Buck (1947), Premio Nobel de 2004 en Fisiología y Medicina.
 12. Françoise Barré-Sinoussi (1947), Premio Nobel de 2008 en Fisiología y Medicina.
 13. Ada E. Yonath (1939), Premio Nobel de 2009 en Química.
 14. Elizabeth H. Blackburn (1948), Premio Nobel de 2009 en Fisiología y Medicina.
 15. Carol W. Greider (1961), Premio Nobel de 2009 en Fisiología y Medicina.
 16. May-Britt Moser (1963), Premio Nobel de 2014 en Fisiología y Medicina.
 17. Tu Youyou (1930), Premio Nobel de 2015 en Fisiología y Medicina.


Echando cuentas dos (2) en Física, cuatro (4) en Química y doce (12) en Fisiología y Medicina. Y de nuevo la idea de que hay ciencias “duras” y ciencias “blandas” y claro las mujeres...

Y en conjunto lo que les dije, dieciocho (18) de un total de quinientos noventa (590). Un mal asunto pero bueno, al menos ellas lo consiguieron.

Nacieron en el siglo adecuado y vivieron los años necesarios. Dos circunstancias que unidas a sus indudables méritos científicos, las hicieron acreedoras del laureado galardón. En sus casos ni el parentesco sanguíneo o político, ni la jerarquía profesional o académica, ni las costumbres sociales se lo pudieron arrebatar.

Sin duda alguna y afortunadamente, la Ciencia tiene género femenino en lo cualitativo pero, por desgracia, número singular en lo cuantitativo.

¿Cómo puede ser posible, si las mujeres constituyen la mitad de la humanidad?

Ignoradas por el Nobel
Ni que decir tiene, de esas otras muchas científicas a las que ignoró el Premio Nobel. Me refiero a aquellas que nacieron en el siglo adecuado y algunas hasta vivieron los años necesarios.

Dos requisitos como ya saben que unidos a sus indudables méritos científicos, las hacían acreedoras al laureado galardón. Pero por desgracia, no fue así en sus casos.

Reunían las condiciones necesarias, mas no las suficientes.

Aunque el tema, concretado más bien a las ciencias, ha sido tratado en estos predios con cierta profusión [entrar en categoría Aquí unas científicas con casi doscientas entradas], aprovecho la oportunidad temporal que me ofrece esta noticia para abundar en la cuestión.

Y lo haré centrándome en dos detalles y nombrándolo con una expresión: segregación de género.



No hay comentarios :