La función química del humor es ésta:
cambiar el carácter de nuestros pensamientos.

Lin Yutang (1895-1976)
, escritor chino

martes, 2 de febrero de 2021

Negacionismo y música (y 2)

(Continuación) A destacar que el artista panameño-español ha aparecido en las redes sociales durante varios momentos de la pandemia, negando de una forma u otra los diagnósticos científicos del coronavirus y la enfermedad, así que la portada resulta francamente reveladora de lo que piensa el grupo musical de Bosé, uno de los más conocidos y recientes negacionistas en nuestro país.

Pero, naturalmente, hay algo más allá de lo que se ve en la portada. Lo mollar empieza ahí, pero la chicha está dentro.  

Vídeo y música

Mientras escribo estas líneas estoy viendo y escuchando el vídeo de la canción, y tras un arranque de la misma con una distorsión guitarrera de los noventa, el quinteto da paso a lo que a mí me suena como un pop ligero.

Una buena combinación a mi entender de melodía y distorsión, sin flamenco ni psicodelia, que se acompaña de imágenes del inefable Bosé y el ‘rarólogo’ Iker Jiménez (1973) -tito tatín, tatín, ta tito tito tin...- y su ‘modus vivendi’ de dar pábulo desde la televisión a cualquier teoría conspiranoica.

Unos rostros a los que siguen: diferentes dictadores como Hitler, Stalin o Mussolini; personajes conocidos como Donald Trump o Bill Gates; o escenas de abusos policiales. Vamos lo mejorcito de cada casa, y así durante los 3,40 minutos que dura la canción.

Una composición que sus autores definen como “música popular contra la propaganda, la incompetencia, el conformismo y la pereza, para decir no. Al estúpido, no. Al malvado, no. Al Estado, no. A las corporaciones, no. A la incertidumbre, no. A la desinformación, no. Al ventajista, no. A la angustia, no. A la disidencia programada, no”.

Música y letra

Sin duda estamos ante toda una declaración de intenciones que se refrenda con humor, ironía y cierta visión revolucionaria en la letra, para muchos descomunal, valiente y directa, por la forma en la que arremeten contra Miguel Bosé y sus falaces y ridículas declaraciones cuestionando la pandemia, el uso de mascarillas, la existencia del virus, etcétera. Pero le decía que la chicha está en la letra, de modo que le dejo con ella:

‘Si me dices, cosas que no son verdad / No te voy a creer /

Si me engañas con estadísticas falsas / Que van cambiando según tu interés /

Voy a convertirme en un negacionista / En un seguidor de Miguel Bosé /

No voy a hacer ningún colaboracionista / De un régimen que tiene que caer /

Si me dices, que la tierra es plana / No te voy a creer /

Si me cuentas, que esto es la democracia / Y que la gente tiene el poder /


Voy a convertirme en un negacionista / De un sistema que lo hace todo al revés /

No voy a ser ningún colaboracionista / De un régimen a punto de caer /

Vuestras tácticas, de disidencia programada / No os van a servir /

Son las propias de un régimen que se agota / Y se revuelve antes de morir /

Yo siempre seré un negacionista / De los dictadores que usurpan el poder /

No voy a ser ningún colaboracionista / De los amos malthusianos del 5G /

Yo siempre seré un negacionista / De los que me esclavizaron con el 4G /

No voy a hacer otro afirmacionista / De los que me lo robaron todo con el 3G’.

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.

 


No hay comentarios :