La persona que lee está lista en todo momento para volverse
una persona que escribe, es decir, que describe o prescribe.

Walter Benjamin (1892–1940)
, filósofo judeo-alemán.

domingo, 2 de agosto de 2020

¿Es de oro esta joya? Métodos caseros: Examen visual

(Continuación) ¿Cómo saber si las joyas de oro que, con tanto celo, se han transmitido de generación en generación en nuestra familia, son auténticas o, en cambio, apenas tienen valor?
Con la reserva antes realizada sobre la seguridad, no ya de la naturaleza sino también de la integridad del objeto, les ofrezco una serie de recursos caseros, de menos a más invasivos y que van desde la simple observación, a la mordedura pirata, pasando por los que emplean diferentes productos que podemos tener en nuestras casas. Para su exposición los he categorizado en varios grupos: examen visual, prueba mecánica, test magnético, prueba térmica, análisis químico, etcétera.
Examen visual: En busca de la marca o sello
Es el primer análisis al que podemos someter nuestra pieza, que si es de oro debería llevar grabadas unas marcas pertenecientes al orfebre, fabricante, refinería o laboratorio que los acredita como piezas de oro y certifica su pureza. Una serie de tres cifras que indica su pureza y otra serie consistente en tres cifras y dos letras que es el código del fabricante, y suelen ir en la parte interior e inferior.
Sin embargo, ha de tener presente que necesitará de una lupa o lente de aumento, para poder distinguirla dado su pequeño tamaño, y que su presencia tampoco es garantía de autenticidad ya que, como (casi) todo en esta vida, el sello también se puede falsificar. Desconfíe también si las marcas están irregularmente grabadas o no tienen nitidez suficiente. Por otro lado, además de la lupa, necesitará conocer cuáles son las marcas de cada fabricante y las de la pureza para identificarlas.
No obstante, su no presencia tampoco es garantía de no autenticidad ya que, por un lado, es posible que ésta se hubiera desgastado con el tiempo, y por otro, debe saber que no siempre ni todas las joyas, han llevado y llevan un sello, ya que estos se hicieron populares en los años 50, no siendo fácil encontrarlo en joyas más antiguas ni en posteriores a dicha fecha. Como puede ver se trata de una prueba que no es definitiva, así que pasemos a la siguiente.
Examen visual: En busca de otras señales
Sobre todo en aquellas zonas que puedan tener un mayor desgaste debido a la fricción por el uso, como los bordes. Si vemos que está decolorado, ha perdido su brillo o se observa un color metálico diferente al dorado, podría indicarnos que en realidad la pieza es de otro metal y tan solo lleva un fino revestimiento de oro.
Si se ha decolorado, perdido su brillo, presenta otro color metálico o si ha aparecido óxido, que ésta es otra señal de que nuestro anillo o sortija no es de oro de ley. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


No hay comentarios :