El miedo a las alturas es ilógico.
El miedo a caer, por otro lado, es prudente y evolucionista.

Dr. Sheldon Cooper, personaje de ficción de la serie The Big Bang Theory.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

‘Bones’, Brennan y Reichs (1)

O como pasar de la ficción televisiva de una serie policiaca, a la realidad científica de una antropóloga forense, por mediación de la ficción literaria de una novela de misterio. Y hacerlo sin perecer en el intento.

Pues se puede pero, para ello iremos con cautela y empezando por el final en el orden cronológico de los hechos. Primero ‘Bones’, la ficción televisiva

‘Bones’, la ficción televisiva
Es una de esas series de televisión estadounidense (2005) que suelo ver si me la encuentro, cuando me siento delante de la pantalla por la noche. Me gusta su mezcla de suspense policial, investigación científica, humor irónico y carga erótica. Vamos que se deja ver.

Como seguro sabrán, la serie toma el nombre de la protagonista, la doctora en antropología forense Temperance Brennan, que trabaja en el Instituto Jeffersonian y es toda una “cerebrito”.

Una circunstancia que no impide que sea apodada ‘Bones’ (“Huesos”) por su compañero de aventuras, el agente especial de la unidad de investigaciones de homicidios del FBI, Seeley Booth.

Sí ha leído bien, antropóloga forense. Creo que la titulación académica merece un apartado, por lo que abro paréntesis.

Paréntesis para la Antropología forense
Uno breve. Sólo les comentaré que como ciencia independiente, la antropología no se constituyó hasta la segunda mitad del siglo XIX y lo hizo para estudiar al ser humano de una forma integral.

Y dado que somos unos seres inteligentes y complejos, y son varias las facetas que mostramos en nuestra integridad, pronto la antropología se tuvo que especializar, a fin de poder estudiar en profundidad cada uno de esos campos de conocimientos.

Así que antes que después, como tal disciplina, se tuvo que dividir en ramas, que a su vez se subdividieron en subramas. De las primeras me consta que existen cuatro (4), a saber:

 a) Antropología física o biológica, especializada en el estudio de los seres humanos desde el punto de vista evolutivo y adaptativo.

  b) Antropología cultural o social, también conocida como Etnología y encargada del comportamiento humano, la cultura y las estructuras que sustentan las relaciones sociales.

  c) Arqueología, quizás la rama antropológica de mayor difusión entre el público no especializado, y que investiga de manera científica los vestigios del pasado humano.

  d) Y, por último, la Antropología lingüística o Lingüística antropológica, que estudia los lenguajes humanos.

Pues bien la Antropología forense de nuestra serie televisiva pertenece a la primera rama, a la Antropología física o biológica, y es una de sus tres subespecialidades junto a la Paleoantropología y la Antropología genética.

Una subdisciplina, la forense, que se encarga de identificar esqueletos humanos y determinar, si existen marcas sobre los huesos, posibles causas de la muerte, tipo de vida que llevó la víctima, etcétera.

Y hasta aquí la nota antropológica “cultureta”, por lo que cierro paréntesis. Pero tras lo dicho comprenderán que me guste la serie. Se sale de lo normal, pues no son pocas sus singularidades. Vean si no. (Continuará)




No hay comentarios :