El pasado solo cabe retenerlo como imagen que relampaguea.

Walter Benjamin (1892–1940), filósofo judeo-alemán

jueves, 6 de febrero de 2020

Resumiendo, ¿es lo mismo vidrio que cristal?

(Continuación) A modo de prontuario podemos resumir que:
  a) Para un científico, no son lo mismo uno y otro. En ciencia sólo existe un cristal, el cristal natural, y dos tipos de vidrios, vidrio natural y vidrio artificial, dividido a su vez en vidrio común y vidrio al plomo (al que no reconocen como cristal artificial).
 b) Para un profesional tampoco lo son, aunque por motivos diferentes. En el vocabulario de este contexto sólo existen el vidrio común y el vidrio al plomo, al que ellos sí llaman cristal artificial, y no contemplan ni rastro del natural.
  c) Sin embargo, para usted o para mí, personas de a pie en estos menesteres resulta que sí lo son. En el lenguaje de la calle son palabras equivalentes por lo que las empleamos indistintamente.
¿Entonces qué hacer? o ‘Allá donde fueres, …
Resulta evidente que estamos ante tres formas muy diferentes de entender lo que es vidrio y cristal, y que no resulta precisamente simple explicar sus diferencias, por lo que es normal que exista cierta confusión en el uso correcto de ambos. No en vano sus significados varían de forma sutil, dependiendo del vocabulario que utilicemos: cotidiano, profesional o científico.
El caso es que, en este tema, lo correcto o incorrecto es bastante relativo y la corrección de su uso depende solo del contexto en el que lo hagamos. Y así, llamar cristal al vidrio en una charla coloquial es una sinonimia que está aceptada, algo que no sucede si ésta es profesional o científica. De ahí mi consejo refranero del subtitular, ‘Allá donde fueres, haz lo que vieres’, lo que no es mal consejo, pero, por desgracia, no todo es tan simple como parece, aunque lo parezca.
Se lo ejemplifico
Cuando alguien dice que se le rompió el “cristal” de las gafas, resulta correcto tanto en el vocabulario cotidiano como en el profesional, pero no así en el científico donde es un error, pues lo que se rompió era un “vidrio” por lo que aconsejan referirnos a él como “vidrio de las gafas”.
Bien, entendido, las lentes de nuestras gafas no están construidas a partir de cristal natural, pero les pongo otro ejemplo. Cuando utilizando el vocabulario cotidiano alguien dice que puso un “cristal” a una ventana, estamos ante un uso que es correcto incluso si tiramos de diccionarios, pero no así en el vocabulario profesional ni en el científico.
Conforme con este último, pero por qué ahora un profesional del vidrio nos dice que lo que se puso a la ventana es un “vidrio”, ¿cómo es posible? ¿por qué lo de la ventana no es un cristal también para el profesional?
Hay cristales y cristales
Para los intereses que nos traen ahora, recordar que la diferencia fundamental entre vidrio y cristal radica en su composición. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.


No hay comentarios :