El pasado solo cabe retenerlo como imagen que relampaguea.

Walter Benjamin (1892–1940), filósofo judeo-alemán

lunes, 3 de febrero de 2020

¿Qué hay al norte del Polo Norte? [CR-71]

O lo que es lo mismo: ¿Se puede más ir allá del Polo Norte? Me refiero al geográfico y parto de la idea de que es ese punto del horizonte situado en el hemisferio norte de la esfera terrestre, cuya perpendicular pasa por la Estrella Polar, por lo que no es más que un punto imaginario de referencia, que nos marca el norte geográfico de nuestro planeta. Es decir, que una vez en él, ya no es posible viajar más norte de ninguna de las maneras.
Si lo hacemos desplazándonos sobre la superficie, intentando ir más allá, lo único que haremos será alejarnos de él yendo hacia el Sur, el Este o el Oeste por ponerles unos ejemplos. No, no tiene sentido preguntar que hay al norte del polo norte. Lo que sí podríamos hacer es subir en globo, ponernos por encima (en altura) del mismo, pero eso no significaría que estuviéramos más “al norte”, sino en el mismo norte sólo que en alto, lo que no implicaría una posición más al norte de este polo. Le decía geográfico porque ya sabe que también tenemos un Polo Norte magnético que hoy obviaremos.
Situados en los puntos más extremos del planeta, los polos geográficos están vinculados al imaginario eje de rotación terrestre y son esos dos puntos de la superficie terrestre por donde atraviesa a la esfera planetaria. Al situado en el extremo norte se le llama polo ártico, boreal o norte y al situado en el extremo sur polo meridional, antártico o sur, teniendo ambos una latitud geográfica de noventa grados (90 º) y como en ellos coinciden todos los meridianos, su longitud geográfica es de cero grados (0 º). Unos inalterables valores geográficos, otro asunto son los polos magnéticos.
En cierta ocasión a Stephen Hawking le hicieron la misma pregunta del título y vino a decir que no hay nada más al norte del Polo Norte, como no lo hay más al sur del Polo Sur, pues no son más que definiciones. No obstante, el inquieto físico relacionó la respuesta con una de sus más conocidas inquietudes intelectuales: la del entendimiento del universo, ¿cómo es y porqué existe? Vamos el Big Bang.
Y es que, para el científico de la silla de ruedas, preguntarse cuándo empezó el tiempo o cuándo terminará no tiene ningún sentido, si damos por correcta la afirmación de que el espacio-tiempo es finito pero ilimitado. Dijo algo así como: “Preguntarse qué había antes del Big Bang es como preguntarse por un punto que está situado un kilómetro al norte del Polo Norte. Es una pregunta sin ningún sentido. Ese punto no existe como tampoco existe el tiempo antes del Big Bang”.

[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.
[**] Esta entrada apareció publicada el 17 de enero de 2020, en la contraportada del semanario Viva Rota, donde también la pueden leer.




No hay comentarios :