Es siempre lo sencillo, lo que genera lo maravilloso.

Amelia Barr (1831-1919)
, maestra y novelista británica.

domingo, 23 de febrero de 2020

¿Cuál es la estrella más cercana a nosotros? (1)

(Continuación) Cuidado que la pregunta viene con trampa incorporada, desde ya le prevengo, y es que como seguro sabe, en esta vida nada es lo que parece, nada, aunque lo parezca y eso también sucede en ciencia. Se lo digo porque, antes de contestar, haría bien en tener claro lo que significa la expresión “más cercana a nosotros” ¿A quién se refiere ese “nosotros”?
Naturalmente doy por hecho que tiene una idea aproximada de lo que es una estrella, todo astro que emite radiación electromagnética (luz visible, IR, UV, microondas, rayos X, radioondas, radiación gamma) originada por una reacción termonuclear (fusión de hidrógeno). En definitiva, que brilla con luz propia, que es como lo simplificábamos en los tiempos escolares, siendo muchas de ellas visibles a simple vista durante la noche, a modo de puntos luminosos fijos en el cielo, o así nos parecen a causa de la astronómica distancia a la que se encuentran.
Dicho lo cual, podemos pasar a responder al titular, aunque para ello deberemos especificar quién es ese “nosotros”: usted y yo que vivimos en el planeta Tierra, junto a otros siete mil quinientos millones (7 500 000 000) de personas; o el Sol, como representante y única estrella de nuestro Sistema Solar, alrededor de la cual giramos junto a otros siete (7) planetas. No, no se trata de un error aritmético, recuerde el particular descenso a los infiernos planetarios de Plutón. Empecemos.
¿Cuál es la estrella más cercana a nuestro planeta?
Piénselo antes de contestar porque, si bien la respuesta es de lo más fácil, no es infrecuente encontrarla errada en algunos libros de divulgación científica. Avisado queda. Evidentemente la estrella más próxima a la Tierra es la nuestra, el Sol, distante de media unos 149 600 000 km o en unidades astronómicas 8,31 minutos luz. Es decir que tardaríamos poco más de ocho minutos en llegar a él, si pudiésemos viajar a la velocidad de la luz (c = 299 792, 458 km/s) en el vacío, lo que ya les adelanto es misión imposible.

Es lo que dice la Teoría de la Relatividad Especial (TRE) del físico Albert Einstein (1879-1955), y por ahora no ha fallado en una sola de sus afirmaciones. No que un servidor sepa. Esos 8 min y 19 s que tarda en llegar la luz del Sol hasta nosotros, es el tiempo que tardaríamos en saber que, por alguna estrambótica razón nuestra estrella ha desaparecido y que por eso ‘nos quedaremos a oscuras’. Una estrella que por sí sola representa el 98,2 % de la masa total del sistema solar, comparada con la Tierra tiene 333 000 veces más masa que ésta y, con un diámetro 109 veces mayor que el terrestre, podría alojar en su interior a 1 300 000 planetas como el nuestro.
El (supuesto) error estelar de Asimov
Sin duda, en cuanto se piensa un instante, todo el mundo sabe que el Sol es la estrella más cercana a nuestro planeta, es más que evidente, lo que no obsta para que haya por ahí algún que otro texto con la respuesta errada. En ellos se puede leer que no es otra que Alfa Centauri, situada a unos 4,24 años luz.
A modo de justificación del error estelar, alegar que como al Sol lo vemos todos los días y su presencia es una constante en nuestras vidas, en la práctica es como si formara parte de nosotros mismos, y no lo que es en realidad, un miembro más del inmenso sistema de astros del universo. (Continuará)
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.




1 comentario :

Anónimo dijo...

entonces un astro es una estrella?