Ciencia es todo aquello sobre lo cual siempre cabe discusión.

José Ortega y Gasset (1883-1955), filósofo y periodista español.

miércoles, 10 de abril de 2019

VCM-25. VENENOS Y VENÓMICA. SIGLO XXI (y 2)

(Continuación) Luego tener veneno es una ventaja por lo que, a lo largo del tiempo, se irán seleccionando especímenes cada vez más tóxicos o con venenos más potentes, ya que a la vez sus depredados o presas serán seleccionadas para soportar cada vez dosis más altas de veneno, a modo de coevolución.
Es lo que se conoce como método de selección natural. No sobrevive el más fuerte, sino el que mejor se adapta. En definitiva, trato de decir que no todos los venenos son malos o, mejor dicho, que no todo es negativo en el mundo de los venenos.
A la caza de venenos que curen: venómica
Se trata de un nuevo y novedoso campo interdisciplinar que recurre a la genómica (estudio del ADN), la proteómica (estudio de las proteínas) y la transcriptómica (estudio del ARN) para conocer más a fondo la naturaleza de los venenos y su potencial terapéutico. Lo hace identificando aquellas moléculas potencialmente letales, pero que también pueden esconder propiedades bioquímicas que puedan a la vez sanar.
Y resulta que en la actualidad, el de los animales venenosos, es un territorio prácticamente inexplorado por la ciencia, para la búsqueda de nuevos venenos que nos puedan llevar a nuevas medicinas. Se estima que solo se ha investigado entre el 2% y el 3% del potencial terapéutico de estos venenos y esto por varias razones.
Una de ellas es más que evidente. A nadie escapa que no son pocas las dificultades para obtener las muestras. Muchos animales venenosos son exóticos, se encuentran en lugares remotos y la captura para extraer su veneno no está precisamente exenta de riesgos.
Otra de las complicaciones es la elevada complejidad en la naturaleza y composición de estos venenos, que suelen estar formados por multitud de moléculas diferentes. No obstante, en las últimas décadas, se ha dado un gran empuje a la exploración científica de este territorio desconocido de la investigación. De ello se encarga la Venómica.
Concluyendo que es gerundio
Ya ven que he sido honrado y no les engañé. A pesar de que se ha tratado de un viaje en el tiempo de más de veintiseis siglos, en el que han aparecido algunas disciplinas, sustancias venenosas y científicos cuyas muertes, unas fueron heroicas, otras impropias y otras más por qué decirlo indignas.
A pesar de esto, al final y si lo miran bien, no les he contado más que curiosidades o quisicosas de la ciencia, que quizás poco tenga que ver con ella, o sí. Lo digo porque en los albores del XIX el gran Goethe nos dijo “La historia de la ciencia es la ciencia misma”.
[*] Introduzcan en [Buscar en el blog] las palabras en negrilla y cursiva, si desean ampliar información sobre ellas.
ÍNDICE


No hay comentarios :