Atribuyo mi éxito a esto. Nunca di ni tomé ninguna excusa.

Florence Nightingale
, enfermera estadística (1820-1910)

jueves, 3 de agosto de 2017

Vinilos, discos de “ida y vuelta”

Igual fenómeno les decía, el de la existencia de los discos de vinilo, que el de los cantes de “ida y vuelta”.
Supuestamente unos estilos musicales que llegaron a América llevados por emigrantes españoles, donde se transformaron y, con el paso del tiempo, terminaron volviendo a España con el regreso de aquellos o de sus descendientes.
Seguro que les suena más de uno, son palos flamencos de ida y vuelta como la colombiana, la guajira, la milonga o la zambra entre otros.
Discos de “ida y vuelta”
Les pongo el comparativo con los cantes “de ida y vuelta” porque, a finales de la primera década del siglo XXI, el soporte vinilo comenzó a resurgir y desde entonces no ha dejado de ser utilizado. Además cada vez con mayor profusión, y tanto por profesionales de la música como los disc jockeys, como por personas particulares pero algo audiófilas.
Es decir por disyóquey o pinchadiscos que sería su castellanización. Unas personas que seleccionan y mezclan música grabada, propia o ajena, para que sea escuchada y bailada por un público determinado. Pero los vinilos también son utilizados por personas especialmente interesadas en los sistemas de reproducción y grabación de audio desde el punto de vista técnico, los audiófilos.
De modo que aunque tiene fines distintos, ambos grupos comparten el mismo ideario. El de oír música de la forma más fidedigna posible, con el máximo de calidad y fidelidad. Sí, antes de seguir, sepa que le entiendo.
Sé que leído así, de carrerilla y todo junto, palabras como vinilo, calidad, fidelidad, etcétera, en principio suena a oxímoron. Analógico versus digital. Mecánica frente a electrónica. Técnica, ciencia y música. He ahí el paradójico dilema.
Ya que estamos en esta derivada ¿oximorónica?, aprovecho para completar la ampliación artística o musical de los vinilos, el segundo de los aspectos junto con el cronológico de los que les hablaba en EP es un disco de vinilo.
Se trata de otras diferencias entre un Single, un EP y un LP o álbum, que ahora me doy cuenta no les había dicho que, musicalmente, hablando eran sinónimos.
Otras diferencias entre Single, EP y LP o álbum
Por lo que recuerdo de mis años juveniles, desde el punto de vista comercial las discográficas primero solían publicar el single que contenía una canción por cara (máximo dos), pero de las que la de la cara A, era la “buena”.  
De la(s) otra(s), todos sabíamos que eran de relleno, prescindibles, aunque en más de una ocasión saltó la liebre y la de la cara B , terminó convirtiéndose en la joya de la corona musical.
Con ella, con la buena, el grupo o el cantante entraba en los mercados musicales (tiendas, radios, televisiones, etcétera), procurando captar la mayor cantidad de público y por tanto de venta. Vamos la misma idea que ahora, solo que los mercados y los métodos han cambiado, nihil novum....
Con los EP y LP lo que se pretendía era mostrar ya, de forma más completa, el estilo musical y el sonido que el proyecto discográfico usaba. Si por las circunstancias que fueran sólo se pensaba grabar entre tres (3) y cinco (5) canciones, entonces se empleaba un EP. Pero si se disponían de más canciones, hasta un máximo de doce (12), entonces se optaba por el formato del álbum o LP.
Y hasta aquí lo que les quería contar del formato EP.
Y que en esta saga musical de TheBig Bang Theory aparece unida a un disco en concreto, el que lleva por título Blinded by Science. Un nexo científico-musical que no puedo dejar de enrocar ni por el título, ni por el autor, ni por las canciones que contiene.
Así que ya está la tarea puesta, Cegadopor la Ciencia. Me encanta.



No hay comentarios :