La ciencia son hechos y de la misma manera que las casas están
hechas de piedras, la ciencia está hecha de hechos. Pero un montón de piedras
no es una casa y una colección de hechos no es necesariamente ciencia.

Henri Poincaré (1854-1912), filósofo y científico francés

lunes, 2 de enero de 2017

¿Cuánto dura un instante? (2)

(Continuación) Y en física cuántica, un tiempo de Planck, es lo que tarda un fotón, viajando a la velocidad de la luz (c), en atravesar una distancia igual a la longitud de Planck (lP) u hodón.

Que se estima es la distancia mínima en la que los efectos cuánticos de la gravedad comienzan a operar, o dicho por el otro extremo, longitud por debajo de la cual se espera que el espacio deje de tener una geometría clásica.

Un asunto quizás demasiado laborioso para desarrollarlos en estos predios.

Por cierto que ambos nombres, de longitud y de tiempo, fueron acuñados en 1926 por Robert Lévi, de modo que en este año que se nos escapa por la gatera, celebramos su noventa (90) aniversario.

Una dificultad divulgadora les decía, vuelvo con el hodón, a la que se viene a añadir esta otra.

Por lo poco que tengo leído, ya saben que no soy en absoluto experto en cuántica, sobre este aspecto es escaso lo que se conoce con seguridad, a ciencia cierta. Así que mucho me temo que estemos ante uno de esos enigmas, cuya solución se encuentra entre la Física Moderna y la Filosofía de siempre.

Un mal asunto pues. Pero continuemos y veamos que nos dice el conocimiento empírico sobre la duración instantánea.

¿Cuánto dura un instante? Experiencia 1
Si bien a finales del pasado siglo XX el hombre ya había conseguido medir intervalos de tiempo del orden de 10-15 s, o sea de una mil billonésimas de segundo, esta unidad de medida, a pesar de su pequeño valor, empezó a resultar demasiado grande, para según que procesos físicos.

Por ejemplo en los saltos de un electrón entre un átomo y otro, que andaban en un intervalo de tiempo mucho menor; más o menos eran del orden de unas trecientas veces menor.

De este hecho tuvimos conocimiento por un artículo publicado en el número de la revista Nature del 21 de julio 2005.

Titulado ‘Direct observation of electron dynamics in the attosecond domain’, en él se explicaba como un equipo hispano-alemán había logrado medir el tiempo que tardaba en pasar un electrón de un átomo de azufre (S) a otro de rutenio (Ru).

Resultó ser de, aproximadamente, trescientos veinte attosegundos (320 as) y era el segmento temporal más corto medido hasta entonces. La cantidad más pequeña de tiempo cronometrada.

Así que, para la ciencia, ésa era la duración de la “porción brevísima de tiempo” de la que hablaba el diccionario, refiriéndose al instante.

Aunque lo más probable es que acabemos estas entradas temporales, asociadas al concepto físico de instante, con una referencia más extensa, sirva saber aquí que la anterior unidad de tiempo expresada, es un divisor de esta magnitud en el Sistema Internacional de Unidades, SI .

El mismo que fue sucesor del Sistema Métrico Decimal, y razón por la que se le conoce también como Sistema Métrico. Ya saben, consecuencias humanas de las leyes de la inercia mecánica y la economía energética.

Pero a lo que vamos, el attosegundo de símbolo as, es por definición la trillonésima parte de un segundo, o sea que: 1 as = 10-18 s. Les dejo con una comparativa de aproximación al significado físico de estas cantidades.

Sepan que un attosegundo (1 as) es a un segundo (1 s), lo que un segundo vendría a ser a la edad del Universo, establecida en unos quince mil millones de años ¿Me lo calculan? (Continuará)




1 comentario :

Alejandro Toledo dijo...

me está viniendo bien para un trabajo que tenemos que hacer sobre el tiempo y su medida en el instituto. espero que continúe.