Hemos descubierto e redondeado toda la redondeza del mundo
(6 de septiembre de 1522).

Carta de
Juan Sebastián Elcano al rey Carlos I desde Sanlúcar de Barrameda

sábado, 15 de diciembre de 2012

¿Por qué los pimientos de Padrón unos pican y otros no? (y 2)


(Continuación) Y sobre estas hipotéticas premisas se han realizado numerosos ensayos. De cuyos resultados les expongo, a modo de resumen, la siguiente conclusión.

De todos aquellos pimientos, de la misma variedad y pertenecientes al mismo cultivador, los que hayan recibido más luz solar, se hayan regado con menos agua, se hayan visto sometidos a temperaturas extremas, y se hayan cortado antes de que hayan madurado, ésos, serán los más picantes.

Y puntualizando que también lo es 
No obstante, este más que breve resumen exige, al menos, un par de puntualizaciones o tres.

En lo que respecta a la relación entre riego, insolación y picor, conviene aclarar que para igual cantidad de riego, los más picantes resultan ser los más soleados. Una correlación que lleva a relacionar más esta ‘cualidad picantera’ con la insolación y evaporación consiguiente, que con el riego.

Y sobre el hecho de que los cortados antes de su maduración sean lo más picantes, sabemos que es debido a que el pimiento produce y acumula capsaicina en su interior, desde la polinización hasta que empieza a madurar.

De ahí que si los cortamos después, su contenido en dicho compuesto haya disminuido. Un comienzo de maduración, que el fruto nos avisa con su típico cambio de color.

Por último, han de saber que, si bien el tiempo de cultivo de los pimientos de Padrón suele ser de mayo hasta finales del verano, los intereses económicos mandan sobre los climatológicos.

Dado el enorme éxito comercial que tienen, son varias las empresas que, desde hace años, los cultivan de forma industrial a través de invernaderos. De esta forma no sólo controlan los factores que influyen sobre su picor sino que, naturalmente, se aseguran su producción, existencia y venta durante todo el año.

El negocio es el negocio.

Otros aspectos del capsicum
No quisiera acabar esta entrada sin contarles algunos detalles históricos sobre los pimientos. Por ejemplo que fue Cristóbal Colón, descubridor de América en 1492, quien en su primera expedición a las Indias, los encontró en el mar Caribe.

Los llamó ‘pimientos’ por su sabor, ya que le recordaban al de la pimienta negra europea que, por cierto, pertenece al género vegetal Piper, y con la que, por tanto, no guarda ninguna relación botánica.

El Capsicum es un género de plantas angiospermas dicotiledóneas, nativo de las regiones tropicales y subtropicales de América y perteneciente a la familia de las solanáceas. Comprende a los ajíes, chiles, guindillas y pimientos y como tal género fue establecido por el naturalista sueco Carlos Linneo (1707-1778) en 1753.

Etimológicamente el nombre deriva del latín capsula-ae, “caja”, en alusión a que las semillas están encapsuladas en una especie de caja. Y también del griego kapto, que significa “picar”.

Como ven los dos orígenes etimológicos son bastantes descriptivos.

No recuerdo en qué capítulo del 'Quijote' pero, en uno de ellos, perdonen mi ignorancia, aparece la siguiente cita: “Y su cara se puso tan roja como un ají". Ahí lo tienen. Es lo que se dice una buena descripción.

Bueno pues poco más que contarles. Si acaso volver a los comienzos y rematar una última cuestión, ¿qué necesidad tienen las guindillas de picar?

1 comentario :

Un seguidor dijo...

¿Quénecesidad tienen las guindillas de picar?
Debería acabar de forma continuada los temas. Es un 'enrocado' consejo.