Quizá yo esté equivocado y tú en lo cierto,
quizá con un esfuerzo a la verdad nos acerquemos.

Karl Popper
, filósofo y teórico de la ciencia austro-británico (1902-1994)

domingo, 16 de octubre de 2016

¿Se puede subir hasta el espacio con un montón de globos de helio? (y 2)

(Continuación) Uno es propio de las habilidades del hombre, por lo que algo podremos hacer; el otro es exclusivo de las leyes de la naturaleza, inexorable e inviolables por tanto.

El humano no es otro que la resistencia que ofrezca el globo por su construcción, a las adversidades atmosféricas a las que se va a enfrentar en su ascenso. El resultado de esta disputa determinará cuánto tiempo “vivirá” el aerostático en el fluido atmosférico.

Por lo que tengo leído se estima que la vida media de uno de estos globos infantiles en el aire está entre las dos y cinco horas (2-5 h). Y es que allí arriba les pueden pasar muchas cosas.

Empezando por unas adversas condiciones meteorológicas (rayos, truenos, viento, lluvia) que los pueden destruir bien por interacción electromagnética o mecánica.

Pero es que también, como mientras ascienden se va hinchando debido a la diferencia de presión entre su interior y la atmósfera, que es cada vez menor, llegará un momento en el que el material del que estén hechos será incapaz de soportar semejante tensión mecánica, haciendo que el globo explote rompiéndose en multitud de trozos.

Claro que también es posible que suceda esto otro. Que el globo se mantenga flotando durante unas horas, a pocos kilómetros de altura, y vaya descendiendo después debido a la pérdida del gas helio de su interior, por un mal sellado del mismo.

En este caso acabará cayendo al suelo y, si ha habido suerte, estará entero pero casi vacío.

Factores de imposibilidad. Principio de Arquímedes
El segundo de los factores, ya se lo habrán imaginado, no es otro que el bachiller Principio de Arquímedes, ya saben aquél de: “Todo cuerpo sumergido total o parcialmente en un fluido en reposo, experimenta un empuje de abajo hacia arriba que es igual al peso del volumen del fluido que desaloja” ¡Eureka! ¡Eureka!

Un empuje (E) cuyo valor en relación con el del peso (P) del cuerpo, determinará si éste ascenderá (E>P), permanecerá en reposo (E=P) o descenderá (E<P) en el seno del fluido.

Si expresamos lo mismo pero ahora en vez de en función de la magnitud fuerza, empuje y peso lo son, lo hacemos en función de las magnitudes densidad del cuerpo (dc) sumergido y densidad del fluido (df), podremos afirmar lo siguiente.

El cuerpo ascenderá si su densidad es menor que la del fluido que le rodea (dc<df ), permanecerá estático si su densidad es igual (dc=df ) y descenderá si su densidad es mayor que la del fluido (dc>df ).

Y como ya hemos adelantado que a medida que los globos asciendan llevándome con ellos la densidad del aire disminuye, estos, llegará un momento en el que no subirán más por lo que sí quiero hacerlo no tendré más remedio que idear una técnica para ir incrementar su número.

Un problema desde luego porque recuerden que partí con 140 000 y todo apunta a que voy a necesitar más, pero estoy más solo que la una y flotando a unos cuantos kilómetros. “Houston tengo un problema”.

Luego un globo de helio no puede todo el camino hacia el espacio. Hace falta algo más.

Y hasta aquí, que esto es solo un prontuario. No obstante resulta evidente que quedan cuestiones por resolver: ¿Dónde van los globos que se les escapan a los niños? ¿Por qué son de gas? ¿Qué nos dice el Principio de Arquímedes?

Y ya de la que va, puesto a contestar, ¿flotaría un globo de helio en la Luna? ¿Y de otro gas?

¡Cómo me gusta la ciencia!




1 comentario :

un curioso dijo...

¿Por qué cuando se aspira gas helio se pone la voz más aguda?