Yo no uso drogas, mis sueños ya son lo suficientemente horribles.

M.C. Escher
, artista neerlandés (1898-1972)

miércoles, 29 de marzo de 2017

Bulo del PIN al revés

Era una de las cuatro preguntas, cuatro como los dígitos del PIN, con las que finalizaba la entrada ¿Por qué la clave de las tarjetas tiene sólo cuatro dígitos? de hace un par de semanas, y también una de las que dejé en el aire de la sección radiofónica Ciencia y Sevillanía.
Una pregunta en busca de respuesta que más o menos venía a decir: ‘Dicen que si marcamos al revés el número del PIN, se bloquea la tarjeta y da un aviso a la Policía ¿Es cierto o se trata de un bulo más de Internet?
Pues bien hoy 29 de marzo, último miércoles del mes, ésta encuentra asiento y acomodo en este predio enrocado.
Vaya por delante y sin ambages que se trata de un bulo o si lo prefieren de un hoax, que es el anglicismo con el que se suele denominar a las historias falsas que se trasmiten en forma de cadena, bien por el correo electrónico o por las redes sociales.
Bulo o noticia falsa, mejor que hoax
Así es como prefiero llamar al intento -conseguido por desgracia más veces de las deseables- de hacer creer a un grupo de personas que algo falso es real.
Bulo aunque este intento se realice de manera masiva y por medios electrónicos, especialmente internet, que es el contexto tecnológico donde ha prosperado el susodicho término hoax.
Y no me gusta.
Tenemos magníficas alternativas en castellano como los términos: “engaño”, “infundio” o el ya citado “bulo”, o las expresiones “mensaje falso”, “leyenda urbana” o la ya referida “noticia falsa”. Llámenme raro, pero no me gustan los extranjerismos prescindibles y por tanto innecesarios.
Y éste de marcar el PIN al revés en el cajero automático en caso de problemas, insisto, no es más que otra de las muchas que circulan por Internet y que ha sido desmentida de forma categórica y hasta la saciedad, tanto por la Guardia Civil como por la Policía Nacional.
Es falsa de toda falsedad y no sirve absolutamente de nada.
Se trata de una leyenda urbana más, de esas que encuentran difusión en y gracias a las redes sociales y que a muchos de nosotros llegan. Pero por si no es éste su caso y no está al tanto del asunto, sepa que le puede llegar a su correo electrónico un mensaje como éste:
 “Atención, si alguna vez te intentan robar en un cajero automático, cuando introduzcas tu tarjeta, escribe tu código pin al revés, por ej. si tu pin es 4321, introduce 1234, y el cajero reconocerá tu pin introducido del revés y te dejará realizar las operaciones deseadas al mismo momento que envía una señal a la policía como que algo va mal, puede salvarte de un apuro”.
Ni que decirle que es más falso que las monedas de cuatro euros (4 €). Mire por dónde, también como los dígitos del PIN.
Una rotunda afirmación que realizo teniendo las espaldas metodológicas cubiertas, pues me baso en un argumentario conformado por tres fundamentos contra el bulo.
Tres fundamentos contra el bulo
Uno es de carácter externo y naturaleza oficial. Procede de las Fuerzas de Seguridad del Estado, que reconocen haber recibido numerosas llamadas de ciudadanos preguntando sobre su veracidad, y se muestran  taxativas en sus respuestas “es absolutamente falso”. No sé qué pensarán pero para mí es el fin de la historia. Se trata de un bulo o falacia.
Otro lo de los fundamentos es interno y de la naturaleza lógica-matemática. Ya me conocen y saben que suelo tirar mucho de lógica y matemáticas.




No hay comentarios :