Para confinar nuestra atención a las materias terrestres
sería necesario limitar el espíritu humano.

Stephen Hawking
, físico inglés (1942)

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Libro Recomendado 49: Fibonacci (El soñador de números)

Les traigo una biografía ilustrada sobre el matemático italiano Leonardo Fibonacci (1170-1250), recomendable para casi todas las edades.

Su autor, Joseph D'agnese, comienza hablando de un niño que en la Italia medieval, no tenía otro pensamiento en su cabeza que los números

Un soñador al que, como hoy sigue ocurriendo, la gente no comprendía.  

Un niño que al crecer y viajar, descubrió que existían otras maneras de escribir los números y estudió todo lo que pudo sobre ellos.

Aprendió el sistema de numeración árabe y comprendió sus ventajas sobre el romano. A él debemos su introducción en Occidente y el posterior asentamiento del cálculo con cifras indo-arábigas.

Una idea que muchos de sus contemporáneos consideraron estúpida, tildándole a él de soñador.

No obstante el tiempo terminó por darle la razón y ese sistema de numeración indo-arábigo, que emplea notación posicional de base 10 o decimal, y un dígito de valor nulo, el cero, está extendido por todo el mundo.

Fibonacci jamás perdió la curiosidad y la capacidad de observación. Pronto descubrió que muchas cosas en la naturaleza, desde el número de pétalos en una flor a la espiral de una concha, parecen seguir un patrón numérico determinado.

Que los números se encuentran en la naturaleza, en la poesía o en la música, y que existe una armonía matemática en el universo.

Con el tiempo, el niño que soñaba con los números, había descubierto lo que hoy conocemos como  Secuencia de Fibonacci

Casi cuatro siglos después, el gran Galileo Galilei (1564-1642) astrónomo y físico italiano nos lo dejaba escrito: “El gran libro de la Naturaleza está escrito en símbolos matemáticos”.

Pues de todo esto habla J. D'agnese. No solo rescata a este casi desconocido matemático medieval, considerado uno de los mayores matemáticos de la Historia, sino que nos pone de manifiesto la presencia de la Ciencia en la vida cotidiana.

Tan interesante texto se acompaña de evocadoras ilustraciones de O´Brien y unos ejercicios al final del libro. Complementos ideales de este volumen indispensable para lectores inquietos que disfrutan aprendiendo. Recuerden:

Fibonacci (El soñador de números)

de J. D'agnese, ilust. por J. Obrien.

Juventud 2011. 40 pp., 13 €