La igualdad entre hombres y mujeres serviría para crear una mejor ciencia.

Émilie du Châtelet, matemática y física francesa (1706-1749)

lunes, 22 de diciembre de 2014

Inicio astronómico: Invierno 2014-2015 (y 2)


Hola de nuevo. Siguiendo con lo que estaba, han de saber que, con una magnitud de 0,559, el eclipse comenzará a verse por las Islas Canarias.

Por ejemplo, en Santa Cruz de Tenerife, se iniciará a las siete horas cuarenta y cinco minutos (7 h 45 min), alcanzará su máximo a las ocho horas y treinta y nueve minutos (8 h 39 min) y finalizará a las nueve horas y treinta y ocho minutos (9 h 38 min), todas ellas hora oficial canaria.

Con posterioridad, el eclipse, atravesará la península e Islas Baleares, de suroeste a noreste.

También tendremos, cómo no, lluvias de meteoros que podremos ver sin necesidad de telescopios. La primera e importante del invierno es la de las Cuadrántidas, cuyo máximo se dará hacia el 3 de enero.

Y por supuesto siempre nos quedarán esas ficticias agrupaciones de estrellas que llamamos constelaciones. En este invierno y alrededor de la Estrella Polar se podrán ver Casiopea, Osa Menor y Cefeo.

Las zodiacales (eclípticas) visibles en este periodo van desde Acuario hasta Sagitario. Por encima de la eclíptica destacarán Pegaso y Osa Mayor y, por debajo, Orión.

Asimismo, a lo largo de las noches de invierno, podremos ver las doce (12) estrellas más brillantes del cielo que son visibles desde nuestra latitud. A saber, y sin que se me olvide ninguna: Sirio, Arturo, Vega, Capela, Rígel, Proción, Betelgeuse, Altair, Aldebarán, Antares, Espiga y Pólux.

Sí, doce.

Otras observaciones
Si disponemos de un pequeño telescopio o en su defecto de unos prismáticos grandes, dotados de un filtro lunar adecuado, hay que ser precavidos, podremos observar el relieve de la Luna. La superficie selenita.

Para conseguir un mejor efecto de su visión, deberá ir observándola noche tras noche conforme va aumentando la iluminación del satélite. De esta forma apreciará cómo, ante sus ojos, van apareciendo nuevos accidentes orográficos.

Con la luna nueva, la noche más oscura, se puede intentar ver nebulosas de emisión como Orión (Messier 42 y 43), el grupo de las estrellas Pléyades y el resto de supernova conocido como nebulosa del Cangrejo (Messier 1).

Incluso, sólo con prismáticos, se pueden ver las lunas más brillantes de Júpiter y hacer un recorrido por la franja estrellada que constituye la Vía Láctea.

Y ya por último, nuestro astro.

De la distancia y actividad del Sol
Ya está al tanto de que, por estas fechas, se produce el máximo acercamiento anual, perihelio, entre la Tierra y el Sol. Sucederá el próximo día 4 de enero de 2015, siendo la distancia de algo más de ciento cuarenta y siete millones de kilómetros (147 000 000 km).

Es decir, unos cinco millones (5 000 000) menos que en el momento de afelio o de mayor distancia, que tendrá lugar el 6 de julio de 2015.

En lo que respecta a la actividad solar, aunque difícil de predecir, según las estimaciones realizadas por NOAA y Space Weather Prediction Center, durante el invierno el número de manchas solares alcanzará valores comprendidos entre cincuenta y ocho (58) y ochenta y tres (83).

Por si están interesados en este aspecto, y dada mi ignorancia del mismo, les remito a Space Weather Prediction Center, donde pueden, por ejemplo, ver gráficas con el número de manchas solares en los últimos años y predicciones de la evolución del actual ciclo veinticuatro (24).




No hay comentarios :