El tabaco es la planta que convierte los pensamientos en sueños.

Victor Hugo, escritor francés (1802-1885)

jueves, 11 de mayo de 2017

‘Noli tangere circulos meos’ (y II)

(Continuación) Los datos documentales apuntan más bien a la hipótesis de que fueron los enfrentamientos internos entre los propios ciudadanos, partidarios unos de los romanos y otros de los cartagineses, la causa real.
‘No toques mis círculos’
Lo que sí es seguro, es que la entrada romana en la ciudad estuvo acompañada de una masacre brutal y de un pillaje atroz. Tanto que el senado romano no llegó a reconocer como un triunfo guerrero dicha conquista.
De modo que la historia culpa a Marcelo de permitir a sus tropas un comportamiento sanguinario, y de mostrar un interés desmesurado en saquear las riquezas de la ciudad. Mientras que, paradójicamente, la leyenda le adjudica una preocupación proteccionista por Arquímedes.
Por lo que sabemos el general, que sentía una gran admiración por el sabio, cuando el fin de la contienda estaba próximo ordenó que fuera buscado, apresado vivo, tratado con respeto y llevado a su presencia.
Por desgracia sólo la primera de las órdenes fue cumplida.
En el jardín de su casa fue encontrado por un grupo de soldados, completamente abstraído en un problema matemático cuya solución buscaba con su ábaco y unos dibujos geométricos trazados en la arena.
E inclinado sobre ellos, a la petición de un soldado para que le acompañara, no tuvo otra respuesta que la lacónica petición de que se apartara, que no estropeara sus círculos. Y el soldado, pues eso, lo degolló con su lanza.
Nunca se debe desoír la llamada del poder. Y menos si en ese momento tiene un brazo armado.
Adenda
Esta es la leyenda de la cita. Nos muestra a un científico únicamente interesado en su ciencia, un diletante puro ajeno a todo lo demás, incluso, a la violencia que se desarrollaba a su alrededor y que precipitaría su muerte.
Una dedicación a unas ideas científicas que, como hemos visto, no dudó en utilizar contra los enemigos de la ciudad. Una naturaleza humana sin ética y una ciencia aplicada sin moral.
Una de las dos caras del antañón y siempre joven debate sobre el fin y los medios de la ciencia.
Y no entro ahora en otra controvertida cuestión que viene de la mano ¿Por qué esa rivalidad entre físicos experimentales y físicos teóricos? ¿Por qué unos menosprecian a otros?



No hay comentarios :