Ese Maxwell es un genio, él me ayudó con la teoría de la relatividad.

Albert Einstein, físico germanoestadounidense (1879-1955)

jueves, 5 de enero de 2017

El segundo como unidad de tiempo (1)

Por si quieren saber más les decía.

El segundo (s) es una de las siete unidades básicas junto al metro (m), kilogramo (kg), amperio (A), kelvin (k), mol (mol) y candela (cd) de las que consta el Sistema Internacional de Unidades (SI).

Y con las que se expresan las magnitudes físicas: tiempo (t), longitud (l, x, r, h), masa o cantidad de materia (M), intensidad de corriente eléctrica (I), temperatura termodinámica (T), cantidad de sustancia (n) e intensidad luminosa (Iv).

Etimología, definición y expresión
Como medida de tiempo la etimología de su nombre parece tener el mismo origen que el del minuto.

Y así como éste proviene del latín minuta (parte pequeña) y era una de las sesenta (60) partes en la que se dividía la hora, pars minuta prima (primera parte pequeña), el segundo proviene a su vez del minuto que se dividía de nuevo en sesenta (60) partes llamadas pars minuta secunda (segunda parte pequeña).

En la actualidad se define como la “duración de 9 192 631 770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una temperatura de cero kelvin (0 K)”.

Y es que, como habrá deducido, la frecuencia de la transición hiperfina del estado fundamental del átomo de cesio-133 es exactamente de nueve mil ciento noventa y dos millones seiscientos treinta y un mil setecientos setenta hercios (9 192 631 770 Hz).

Expresión ortográfica y numérica
El símbolo del segundo es sólo una “s”, sin punto final ni plural pues no es una abreviatura y en minúscula pues no deriva de nombre propio. Trato de decir que no es correcto escribir: 5 seg, 5 seg., 5 sg, 5 s. o 5”.

No. Lo suyo es 5 s.

Naturalmente, como cualquier otra unidad sea básica o derivada, tiene múltiplos y divisores que se expresan mediante un prefijo, cuyos nombres se escriben en minúscula, sin plural y sin punto final, al igual que sus símbolos menos los múltiplos a partir de mega (M) que van en mayúscula.

Respecto a su expresión numérica, en el caso de que se trate de un número entero, para facilitar su lectura los guarismos han de agruparse en grupos de tres, empezando por su derecha de usted (las cifras de las unidades del número) y sin utilizar comas ni puntos en los espacios entre grupos.

Así mismo el número completo debe escribirse en una única línea, por ejemplo:
9 876 543 210 (Continuará)