Un hombre que dedicase toda su vida a ello,
quizás lograra representarse una cuarta dimensión.

Henri Poincaré, filósofo y científico francés (1854-1912)

lunes, 24 de octubre de 2016

“Siesta de pijama, Padrenuestro y orinal” (y 2)

...Más o menos así debió suceder:

- El senador Cela estaba dormido

- No, señor presidente, no estaba dormido sino durmiendo

- ¿Acaso no es lo mismo estar dormido que durmiendo?

- No, señor Presidente, como tampoco lo es estar jodido que jodiendo.


Pues eso, y dicho lo cual, abro un paréntesis de exaltación patria.

Paréntesis de exaltación patria
A propósito del constituyente gerundio del verbo intransitivo joder, y en su acepción vulgar de hacer el amor, me viene a la memoria un episodio ocurrido unos años antes, en la malacitana localidad de Archidona, y que de pasada se nombró en una pasada sección radiofónica de Ciencia y Sevillanía.

En concreto el sucedido tuvo lugar el 31 de Octubre de 1971 -dentro de poco por tanto su setenta y cinco (75) aniversario, un buen momento pues para ponerlo negro sobre blanco en esta tribuna enrocada- y fue protagonizado por una pareja de novios que estaban viendo en el cine del pueblo, una película musical de moda en esa época.

Bueno, además, la pareja estaba en otras labores, no se lo voy a ocultar. Sobre todo ella, dicho sea de paso. Pero ni un paso más doy.

Que hasta aquí puedo contarles hoy del eyaculador y cinematográfico sucedido, sin duda una simpática anécdota de los últimos y grises años del franquismo.

Pero de la grandeza de la gesta hay buenas pruebas.

Desde el hecho que la noticia diera la vuelta a España. Hasta el punto de que el susodicho Camilo José Cela se hiciera eco de la misma, en la pequeña obra de poemas y dibujos ‘La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona".

Algo bizarra ella, cierto es, pues el término cipote, está entendido en su sexta y vulgar acepción del DLE o sea “miembro viril”.

Y pasando porque la anécdota llegó al cine también y, lejos de quedarse ahí la cosa, para más inri el director quiso contar con el escritor para hacer un cameo en la misma.

Cierro aquí tan patriótico paréntesis y retomo el carácter internacional que tiene la siesta. Es decir que pasamos del cipote netamente español, a la siesta entendida como fenómeno internacional, sin solución de continuidad.




1 comentario :

un seguidor del blog dijo...

¿Qué significa bizarra?