Nací para el fútbol como Beethoven para la música.

Pelé
, exfutbolista brasileño (1940)

viernes, 26 de diciembre de 2014

Pascuas y Fiestas


Al igual que hice antes para Navidad, recurro de nuevo al diccionario en busca de definiciones y significados para Pascua. Y en él encuentro entre otras acepciones:

2. f. En la Iglesia católica, fiesta solemne de la Resurrección del Señor, que se celebra el domingo siguiente al plenilunio posterior al 20 de marzo. Oscila entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

3. f. Cada una de las solemnidades del nacimiento de Cristo, del reconocimiento y adoración de los Reyes Magos y de la venida del Espíritu Santo sobre el Colegio Apostólico.

4. f. pl. Tiempo desde la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo hasta el día de Reyes inclusive.



Pascua y Pascuas
Es decir que con este término de Pascua se hace referencia a distintas celebraciones cristianas: la de Navidad (25 de diciembre); la Epifanía o Adoración de los Magos (6 de enero); la de Resurrección o Pascua Florida; y la de Pentecostés, la venida del Espíritu Santo (cincuenta días después de la Resurrección).

Y de las nombradas, dos de estas fiestas religiosas, Navidad y Epifanía, caen por estas fechas, lo que justifica que podamos decir, sin caer en una incorrección gramatical, ¡Felices Pascuas!

Con dicha expresión nos estaremos refiriendo a la Pascua de Navidad y Pascua de Reyes, dos celebraciones religiosas a las que podremos unir, ya de la que va, las civiles de Nochevieja y Año Nuevo.

Así que ¡Felices Pascuas!, en plural ahora sí.

Una expresión multiuso como las famosas navajas suizas que -con sus diferentes y útiles artilugios como sacacorchos, tenedor, etcétera-, lo mismo sirven para un roto que para un descosido: ¡Felices Pascuas! ¡Feliz Pascua de Navidad y Feliz Pascua de Reyes!

¡Felices Fiestas!
Seguro que ha caído en la cuenta. En estas fechas cada vez nos llegan, de forma impresa o verbal, más deseos bajo la expresión de “Felices Fiestas”.

No “Felices Pascuas”, ni “Feliz Navidad” y así de camino sabemos a qué fiestas se refieren. No. Sólo Felices Fiestas.

El asunto es -como se pregunta y vuelvo de nuevo a Antonio Burgos (siempre hay que volver a los maestros)-, Felices Fiestas... ¿qué fiestas?

Les dejo con él:

Constitución en mano, lo de Felices Fiestas me parecería muy bien si no fuese tan equívoco. Cuando me desean Felices Fiestas, respondo siempre:

- Muchísimas gracias. Pero ¿a qué fiestas te refieres para desearme felicidad?¿A las fiestas de San Fermín de Pamplona, a las Fiestas de Moros y Cristianos de Alicante (ya sea sin moros, ya sea sin cristianos, como ahora se estila), a las Fiestas del Pilar de Zaragoza o a las Fiestas de la Vendimia de La Palma del Condado?

Porque aquí en Sevilla, hijo, ahora lo que se celebra es la Navidad. Las Fiestas son en primavera ¡Y menudas fiestas, Semana Santa y Feria! Así que si quieres felicitarme las Fiestas, felicítame cuando lleguen, no ahora en Navidad, joé, ...

- No, para las presentes fiestas.

A eso es a lo más que se llega, ¡chiquillo, qué de circunloquios por no pronunciar la palabra Navidad!, a llamar a las que celebramos «presentes».


No sé a ustedes, pero a mí todo este laicismo me recuerda la propuesta de aquel primer teniente alcalde y delegado de Infraestructuras para la Sostenibilidad de Sevilla cuando, en el 2007, anunció que prefería llamar a la Navidad, “fiesta del solsticio de invierno”. Y se quedó tan pancho.

Qué atrevida es la ignorancia.




2 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Sabe usted que Newton nació un 25 de diciembre?

Juan Galán dijo...

Creo que estás en un error isaac newton no nacio el 25 de diciembre de 1642 sino el 4 de enero de 1643, diez días depuéss